Urbanismo cita a los dueños de 106 fincas en el Barrio Alto para realizar las expropiaciones

Cartel que anuncia la actuación de primera fase de urbanización del Barrio Alto./S. G. H.
Cartel que anuncia la actuación de primera fase de urbanización del Barrio Alto. / S. G. H.

Está prevista después su demolición como paso previo a la segunda fase de obras de urbanización de esta barriada de la capital almeriense

Sergio González Hueso
SERGIO GONZÁLEZ HUESOALMERÍA

El Boletín Oficial de la Provincia (BOP) publicó en el día de ayer la citación del Ayuntamiento de Almería a los propietarios de los 106 inmuebles en el Barrio Alto objetos de expediente de expropiación forzosa. Actuación esta que desarrolla la Gerencia municipal de Urbanismo, que se dispone a protagonizar una intervención de cirugía urbanística con el objetivo de transformar la fisionomía de esta barriada situada a escasos metros de la Rambla Federico García Lorca.

Mediante esta publicación, el Consistorio almeriense hace expreso y formal su deseo de comenzar este proceso para poder hacer uso de los inmuebles. Según subyace del anuncio, los interesados deberán acudir en los días que han sido citados a las dependencias de la Gerencia para que, tras identificarse con su documento nacional de identidad, recojan la cantidad económica que les pertenece a cambio de entregar las llaves a la Administración. Las cuantías varían según la referencia catastral y han sido tasadas por un órgano independiente que marca el justiprecio, mediante el que se permite proceder al intercambio y, por ende, a la toma de posesión 'forzosa' del inmueble.

8.878
metros cuadrados mide la superficie afectada por esta segunda actuación urbanística.
10
de enero es el día en el que concluirá todo el proceso de expropiaciones de este barrio.

Son los días 21, 22, 23 y 28 de noviembre y 10 de enero del próximo año los que se han marcado en el calendario de la Administración para ir realizando este procedimiento, que viene como consecuencia del rechazo en septiembre de todas las alegaciones que se presentaron contra esta decisión consistorial.

La intervención

El espacio afectado por estas expropiaciones y por extensión por la segunda fase de obras del Plan Especial de Reforma Interior (PERI) del Barrio Alto, se sitúan en el ámbito que forman las calles Pancho, Verbena, Martínez, Morales y Plaza Hornero. En esta gran pastilla de suelo está previsto que la Gerencia de Urbanismo desarrolle la ordenación de un total de 8.878 metros cuadrados, los cuales cuentan con una edificabilidad de 10.334 metros cuadrados de techo. Y todo para un total de 106 viviendas y locales comerciales, incluyendo igualmente la regularización de la red viaria así como nuevas dotaciones y espacios libres de acuerdo con lo recogido en el Plan General de Ordenación Urbana del año 1998.

El concejal de Vivienda y Desarrollo Urbano, Miguel Ángel Castellón, insistió en el día de ayer en la «complejidad» que representa desarrollar esta actuación, tanto en su parte administrativa como de gestión. Pese a ello destacó la importancia que tenía para la ciudad y más concretamente para este barrio, que en los próximos meses podrá contar con «nuevos viales y dotaciones». En definitiva, con una nueva urbanización «que responde a una de las principales «reclamaciones históricas de este barrio y de esta ciudad», dijo el edil.

Según explicó, una vez que se culmine todo el proceso de expropiación, previsiblemente el 10 de enero, desde el área que representa se procederá a licitar estas obras cuantiosas en cuanto a la inversión que se requiere. Cabe recordar que en concepto de expropiaciones para el desarrollo de este plan especial el Ayuntamiento va a invertir la cantidad de 1,7 millones de euros, a la que se tendrá que sumar el coste de la urbanización, cifrado en torno a los 830.000 euros. En total, unos 2,5 millones de euros que se sufragarán en parte con fondos europeos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos