Uno de cada tres almerienses deja de estudiar antes de tener siquiera la ESO

Uno de cada tres almerienses deja de estudiar antes de tener siquiera la ESO

Educación atribuye el abandono escolar temprano en la provincia a la alta tasa de población inmigrante y a una economía basada en empleos no cualificados

Alicia Amate
ALICIA AMATEAlmería

Almería se encuentra entre las provincias andaluzas con la tasa más elevada de abandono educativo temprano, esto es, el número de personas de entre 18 y 24 años que no han completado el nivel de Educación Secundaria y no sigue ningún tipo de formación. De acuerdo a los datos publicados por primera vez en el balance anual de la Oficina del Defensor del Menor de Andalucía en base a las cifras del Observatorio de la Infancia en la comunidad, la tasa de abandono educativo temprano de Almería se situaba durante el último periodo estudiado (curso 2014-2015) en el 38,1 por ciento, por debajo, únicamente, de la provincia de Huelva, donde comprende el 38,8 por ciento de este grupo de población.

La media andaluza en este ámbito del abandono educativo se ubicaba durante el primer trimestre del presente año en el 23,3 por ciento, según los datos del Instituto Nacional de Estadística aportados por la Delegación de Educación de Almería. Este porcentaje, señalan desde este organismo territorial, es casi un 15 por ciento menor que en 2006 lo que refleja que la tasa «ha ido descendiendo de una manera gradual respecto a la general de España, situándose actualmente 2,7 puntos por encima de la media nacional».

Desde Educación, por otro lado, atribuyen este fenómeno que ocurre en la provincia a los rasgos distintivos propios de la escolarización almeriense. Entre estos, destacan el alto porcentaje de matrículas que se van formalizando a lo largo del curso que «refleja la incorporación a nuestros centros educativos de un porcentaje importante de niños y niñas y adolescentes de manera escalonada». De hecho, indican desde la Delegación que durante el pasado curso se escolarizaron casi 5.000 alumnos en periodo extraordinario.

A ello se une, por otro lado, una realidad sociodemográfica de «gran diversidad intercultural» que supone un «reto importante» para el sistema educativo. Aluden desde la Administración a la propia Comisión Europea, a este respecto, que señala en su informe 'Reducing Early School Leaving in Europe' (Reducir el Abandono Escolar Temprano en Europa) de 2013 que «la juventud inmigrante tiene mayores tasas de abandono escolar temprano y el riesgo de abandono es especialmente alto en determinadas minorías étnicas».

Finalmente, para Educación influye en este fenómeno «una realidad socioeconómica específica» de Almería que permite a los jóvenes «encontrar trabajo en puestos que no exigen una alta cualificación, sobre todo en el sector agrícola aunque también en el de la restauración, en menor medida». Ante esta situación, desde Educación requiere la implicación del tejido empresarial para «mejorar la orientación profesional y actualizar la oferta de Formación Profesional».

Alumnos repetidores

También recoge el informe del Defensor del Menor de Andalucía cómo la tasa de idoneidad (alumnos que por su edad se encuentran matriculados en el curso que les corresponde) decrece a medida que avanza el nivel de estudios. Mientras que el 93,5 por ciento de los escolares de ocho años cursaron el ciclo que les correspondía, solo el 58,3 por ciento lo hacía alcanzados los quince años. Asimismo, apunta esta estadística que el 69,4 por ciento de los alumnos finalizaron la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) en Almería -el porcentaje más bajo de Andalucía- mientras que el 49 por ciento de esta población finalizó Bachillerato.

Durante el curso escolar 2017-2018 han estado matriculados en los centros educativos de la provincia un total de 160.033 alumnos de los que el 96 por ciento pertenecen al sistema público educativo. Esta cifra supone un incremento de 2.600 alumnos respecto al curso anterior.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos