La transformación del Cable Inglés ya solo espera el dinero del Gobierno

Vista aérea de la plataforma del Cable Inglés, en el frente marítimo de la capital almeriense. /IDEAL
Vista aérea de la plataforma del Cable Inglés, en el frente marítimo de la capital almeriense. / IDEAL

El Puerto ha concluido un proyecto que ha pasado también el filtro de la Junta, por lo que saldrá a licitación en cuanto Fomento dé el 'ok'

Sergio González Hueso
SERGIO GONZÁLEZ HUESOALMERÍA

La segunda rehabilitación del antiguo cargadero de mineral conocido como Cable Inglés ha entrado en la rampa de salida. Más si cabe después de la visita que el ministro de Cultura, José Guirao, realizó este pasado sábado a la capital almeriense, desde donde anunció, en una entrevista concedida a este periódico, que desde el Gobierno está «todo preparado para hacer una inversión de aproximadamente de tres millones de euros para restaurar la parte [del Cable] que no se había rehabilitado», expuso, condicionando el trámite a la celebración (parece que la semana que viene) de una reunión entre el Ministerio de Cultura y el de Fomento para poner en carga la subvención necesaria, en este caso la destinada a recuperaciones patrimoniales vinculadas al 1,5% Cultural.

Con estas palabras, Guirao poco menos que confirmó un poco lo que ya se sabía desde que lo anunció el anterior ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, que la futura adaptación en mirador de la plataforma superior del Cable Inglés está más cerca que nunca. El proyecto, que fue dado a conocer por la Autoridad Portuaria el pasado mes de abril, estaba a la espera de un reajuste por parte del arquitecto Ramón de Torres, quien ya había confeccionado el proyecto de recuperación original de esta infraestructura en tiempos anteriores a la crisis económica.

Conscientes de las nuevas necesidades y de que el documento entonces encargado por la Junta dormía el sueño de los justos en un cajón del Puerto, lo que se pensó fue desgajar de él varias fases más posibilistas. Entre ellas la ya citada y que todo parece indicar que tiene el terreno despejado para su futura ejecución. El arquitecto terminó en tiempo y forma su trabajo y se lo entregó a un Puerto que, seguidamente, lo trasladó al área de Cultura de la Junta de Andalucía, que acaba de dar su visto bueno a las actuaciones.

Lo explica todo la presidenta del Puerto de Almería, Mari Carmen Ortiz, quien apuntó a IDEAL que desde la Institución que representan tienen ya «todo listo para que cuando el Ministerio de Fomento destine la partida pueda sacarse a licitar el proyecto», expuso Ortiz, que espera que el proceso de contratación pueda empezar lo antes posible teniendo en cuenta que el plazo de ejecución de la obra rondaría los 18 meses.

Con el compromiso firme de los ministerios de Fomento y Cultura y todo el 'papeleo' listo por parte de la Autoridad Portuaria, lo que separa la obra de su licitación, adjudicación y ejecución es que la Administración central confirme dinero y plazos. A diferencia de otras partidas vinculadas al 1,5% Cultural, al ser un bien patrimonial del propio Gobierno la designación de la ayuda se hace de forma directa, sin tener que concurrir a una convocatoria pública competitiva.

Ortiz señaló que todo dependería de los trámites, si bien aseguró que en el Puerto esperan la licitación del proyecto para finales de este año o principios del que viene.

El proyecto

La actuación que se va a desarrollar en los próximos meses en el Cable Inglés tiene dos fases de trabajo. Por un lado, una primera que tiene que ver con la rehabilitación pura y dura de la plataforma sobre la que se quiere habilitar un paseo mirador. Y que ronda, según las estimaciones del Puerto, en unos 975.000 euros. Y por otro, una segunda valorada en unos 1,4 millones de euros que va a suponer la actuación en sí encaminada a adaptar los nuevos usos para este Bien de Interés Cultural (BIC).

El objetivo es hacer un paseo mirador de libre acceso desde el actual parque de la Estación que esté además iluminado por las noches. Asimismo, está previsto que se integren las vías ferroviarias en el nuevo pavimento y que también se sustituyan las actuales barandillas por otras que favorezcan la seguridad de este paso elevado que aspira a ser en el futuro un atractivo turístico más para la ciudad de Almería.

Las obras tendrán un plazo de ejecución de año y medio, como ya se ha dicho, lo que no significa que una vez que acaben estas sean las últimas que se desarrollen en esta infraestructura a la que le sobra potencial. Más adelante se espera que se puedan ir ejecutando las mejoras dotacionales que se pusieron un día sobre la mesa, y que imaginaban un Cable Inglés con salas expositivas y hasta con locales de hostelería.

 

Fotos

Vídeos