Tetris en el Casco Histórico de Almería

Tetris en el Casco Histórico de Almería

Un atrevido conductor se queda atrapado en una calle de no más de metro y medio de anchura donde lo deja abandonado toda la noche, ante la imposibilidad de continuar

A. MALDONADO ALMERÍA

¿Atrevimiento, desconocimiento? Cualquier cosa es válida, aunque solo el conductor del turismo podrá responder a la pregunta. Anoche, en la confluencia de las calles Juan Llopis Gálvez, Mosco y Fernando VII, en pleno casco histórico de la capital almeriense, cerca de la Plaza de la Catedral, un conductor creyó que su coche podría salir del laberinto en el que se había metido. Por lo visto, no fue posible. Esta mañana el vehículo 'perfectamente estacionado' en la Calle Mosco era 'liberado' por miembros de la Policía Local y de trabajadores del Servicio Municipal de Grúa del Ayuntamiento de Almería, que han tenido que actuar con mucha maña para dejar la zona en 'manos' de los peatones, ya que la zona no es transitable para vehículos.

Se da la circunstancia que el único acceso que hay hasta ese recóndito lugar es por la calle Cervantes, donde existe una pilona hidráulica (un hito que deja pasar vehículos si tienen el mando a distancia que los acciona para entrar en garajes) que, según los vecinos, solo funcionó durante el primer mes después de su instalación. Es la segunda vez en menos de un año, advierten varios testigos, que algún coche se queda atrapado en ese estrecho cruce de calles, curiosamente, peatonales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos