La tecnología más puntera en radioterapia, después del verano en Torrecárdenas

El nuevo acelerador lineal del Hospital de Torrecárdenas./JUNTA
El nuevo acelerador lineal del Hospital de Torrecárdenas. / JUNTA

La donación realizada por la Fundación Amancio Ortega está a la espera de recibir la autorización de funcionamiento del Consejo de Seguridad Nuclear y del Ministerio de Industria

DANIEL SERRANOAlmería

El Hospital Universitario Torrecárdenas contará dentro de muy poco, se espera que para después del verano, con la tecnología más moderna que existe para tratar a los pacientes que necesiten tratamiento de radioterapia.

Y es que el hospital de referencia en Almería está a la espera, únicamente, de recibir la autorización de funcionamiento del Consejo de Seguridad Nuclear y del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, para comenzar el uso clínico en pacientes oncológicos de un nuevo acelerador lineal, tal y como ha explicado el gerente del Hospital de Torrecárdenas, Manuel Vida, en un comunicado.

En este sentido, una vez que esté tramitado este proceso el centro hospitalario contará con la tecnología más moderna que existe y que se encuadrará dentro del área de radioterapia en el que trabajan cinco facultativos de Oncología así como más de una decena de profesionales sanitarios.

El proceso para la puesta en marcha de este acelerador es laborioso ya que requiere de una fase de ajustes técnicos, calibraciones y análisis de datos de funcionamiento de la maquinaria, por parte del Servicio de Radiofísica, antes de poder presentarse la solicitud al Ministerio.

En dicha fase se analizan todos los parámetros y datos que se incorporan al sistema de planificación centralizado de tratamientos de radioterapia del Servicio Andaluz de Salud, también adquirido mediante convenio con la Fundación Amancio Ortega. Este sistema, al que se incorporó el Hospital Universitario de Torrecárdenas en 2017, servirá para diseñar, optimizar y calcular los tratamientos de radioterapia de los pacientes.

Se espera que ese trámite que debe realizar el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo esté concluido en las próximas fechas para que el acelerador pueda estar disponible para atender a pacientes después del verano. Mientras tanto, el Servicio de Radiofísica está ultimando las medidas necesarias la puesta en marcha de las técnicas que después serán utilizadas por los oncólogos en el tratamientos de los pacientes. Este acelerador lineal ha sustituido al primero de los que tuvo el Hospital Universitario Torrecárdenas.

Profesionales sanitarios junto al nuevo sistema.
Profesionales sanitarios junto al nuevo sistema. / JUNTA

«El Ministerio da primero licencia para montar el nuevo equipo, luego permite que se ponga en marcha en esa fase de análisis previos y una vez que ese proceso ya concluye, se avisa de nuevo al Consejo de Seguridad Nuclear para que realice una inspección previa de puesta en marcha en la que se garantiza la seguridad radiológica de la instalación y que la maquinaria pueda ser utilizada en el tratamiento de los pacientes oncológicos», ha explicado Vida

Un millar de pacientes al año

La nueva estructura que el Hospital Universitario Torrecárdenas ha fijado para esta asistencia sanitaria es que se conviertan las dos áreas en Unidades de Gestión independientes. Es decir, por un lado 'Oncología médica y Radioterápica', y por otro 'Radiofísica y protección radiológica', cada una de ellas con su propio jefe de servicio.

Vida ha destacado que gracias a estas donaciones realizadas por la Fundación Amancio Ortega «contamos con una tecnología puntera y que será utilizada en beneficio de los almerienses» e igualmente que «es muy importante que ahora contaremos con dos áreas de gestión diferenciadas a la hora de atender a los pacientes oncológicos».

Hay que recordar que en el centro hospitalario almeriense se atiende, al año, a cerca de 1.000 pacientes que reciben, de media, de veinticinco a treinta sesiones. Cada acelerador lineal atiende entre cincuenta y sesenta pacientes al día. La incorporación del centro al planificador centralizado y la puesta en marcha del nuevo acelerador permitirán realizar en Almería técnicas antes no disponibles, como la modulación de intensidad y la radiocirugía corporal.

El hospital Universitario Torrecárdenas trabaja ya para la incorporación del segundo acelerador lineal donado por la Fundación Amancio Ortega, para el que ya se cuenta con licencia de instalación. De este modo, el Hospital contará con tres aceleradores lineales, dos de ellos de última generación, dentro de su cartera de servicios a la población almeriense. El proceso para su puesta en marcha será de similares características al realizado en la instalación del primero de los aceleradores.