Tauromaquia en libertad, el sentir de Alfonso Santiago Loro

La lectura del Pregón, en su vigésimo segunda edición, se llevó a cabo en el Patio de Luces de la Diputación, con lleno casi absoluto. /Juanjo Aguilera
La lectura del Pregón, en su vigésimo segunda edición, se llevó a cabo en el Patio de Luces de la Diputación, con lleno casi absoluto. / Juanjo Aguilera

El periodista, director adjunto de la revista taurina '6 Toros 6', se muestra reivindicativo en la lectura del Pregón del Toro de Lidia que organiza el Foro Cultural '3 Taurinos 3'

JUANJO AGUILERAAlmería

Cuando Manuel del Águila, Manuel Illescas y Antonio Berenguel pusieron la primera piedra del Foro Cutural '3 Taurinos 3' lo mismo no pensaron que el Pregón del Toro de Lidia, puesto en marcha en 1998, llegaría tan lejos. Con el de ayer, el citado acto que abre la Feria Taurina de Almería cumple ya 22 ediciones, siendo la lectura de los últimos alegatos en favor de la tauromaquia, actos re, con la libertad como 'muleta'. El periodista encargado de dar lectura a este alegato fue Alfonso Santiago Loro, además de escritor y director adjunto de la revista taurina '6 toros 6', uno de esos 'almerienses' que nacen donde quieren. Lo hizo en Madrid, se 'crió' taurinamente en Las Ventas pero ayer demostró estar enamorado de Almería. Así, expuso una manifestación en pro de la tauromaquia, en el Patio de Luces de la Diputación de Almería.

El acto, conducido por Juan Gabriel García, estuvo presidido por el diputado de Cultura y Cine, Manuel Guzmán, el miembro del Foro Daniel Valverde, que presentó al pregonero, y el presidente del Foro, Juan Aguilera, además de la Banda de Música Eladio Guzmán, de Canjáyar, que interpretó cuatro pasodobles a lo largo del acto mientras se proyectaban las imágenes de los pregones del Toro de Lidia de otros años y cerró el acto con la interpretación del himno de España.

Almeriensismo

Manuel Guzmán felicitó al Foro 3 Taurinos 3 por «su incansable labor por difundir, defender y preservar la cultura taurina en la provincia de Almería. La defensa de nuestras tradiciones, cultura, y patrimonio constituye un pilar fundamental para la Diputación, y la cultura taurina se erige en parte del patrimonio de nuestra tierra, y de ahí el firme compromiso de esta institución. Además, recalcó que «el eje que vertebra la acción de gobierno de la Diputación es la defensa del almeriensismo, nos sentimos orgullosos de ser de Almería y, por tanto, tenemos la obligación de defender nuestra cultura e historia y la tauromaquia forma parte de ella».

Alfonso Santiago expuso, en su sentido pregón, los principales valores y argumentos por los que una persona se convierte en aficionada a los toros, y en la libertad para ejercer esa afición. Detalló que su vocación por el periodismo taurino surgió en la Plaza de Toros de Almería de forma espontánea, con una «imagen que desde hace ya más de tres décadas retengo en mi mente, que guardo en ese baúl de recuerdos que me han llevado a dedicar mi vida al periodismo y a la literatura taurina. Esa imagen representa la cogida de un torero acaecida en la Feria de la Virgen del Mar de 1985». Fue la de Antoñete, que toreó en Almería un día después de haber visto morir en Colmenar Viejo a José Cubero 'Yiyo'. «Aquella cornada puso en mi mente a la Almería taurina, esa feria, y esa ciudad, a la que Chenel no quiso dejar de acudir pese a venir de donde venía… es decir, de ver pagar a un torero el precio más alto que puede llegar a pagar: el de su propia vida».

El pregonero agradeció la oportunidad que 3 Taurinos 3 le dio para «volver a reivindicar la grandeza de un arte, el taurino, por el que millones de personas nos unimos en un mismo y profundo sentimiento en todos los países en los que la tauromaquia está vigente, y no sólo allí, también me quiero acordar de todos esos hombres y mujeres que viven en sociedades completamente ajenas al fenómeno cultural del toreo, pero que sienten lo mismo que todos nosotros. Me vienen ahora al recuerdo quienes en París, Londres o Nueva York siguen defendiendo como suyo –porque lo es y así lo sienten– la pasión por el toreo y por la bravura».

Los toreros de Almería

Con repaso de los toreros de la tierra, desde Relampaguito hasta Antonio Márquez, pasando por Pastoret, Octavio Martínez 'Nacional', Enrique Vera, Juanito Gimeno, Ruiz Manuel, Curro Vivas, José Olivencia, Jesús de Almería, El César, Francisco Torres Jerez y Antonio Márquez…, se detuvo en la figura del bohemio Juan Luis de la Rosa, gracias a quien «empecé a querer y a comprender mucho más, a la Almería taurina», sin olvidar al mítico Chavola, que aunque no nació en Almería sí que se sintió querido en esta tierra.

Alfonso Santiago cerró, a muy pocas horas del comienzo la Feria Taurina de la Virgen del Mar de 2019, animó «a todos a que ejerzan su libertad de ir a los toros, a que disfruten con la pasión con que lo hacen en su bella plaza y a que se emocionen con el toreo y con la bravura inundados por esta luz inconfundible de Almería».

El presidente del Foro Cultural 3 Taurinos 3, Juan Aguilera, cerró el acto, felicitando al pregonero por «el cariño y aprecio» que puso en su cometido porque «ha venido a reivindicar la Feria de Almería. Retomando sus palabras, entre todos debemos aunar esfuerzos para ser auténticos defensores de la tauromaquia y que podamos seguir compartiendo nuestro amor por Almería y por el mundo de los toros».