La subida del salario mínimo beneficiará en Almería a unos 100.000 trabajadores

Centro de manipulado en la provincia de Almería./J.E.R.
Centro de manipulado en la provincia de Almería. / J.E.R.

Es el cálculo que hace UGT, sindicato que celebra la medida pero que insta al Gobierno a llegar a los 1.000 euros mensuales

S. G. H. / R. I.ALMERÍA

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicaba el pasado 27 de diciembre, auspiciado por el Gobierno de España, la subida del salario mínimo interprofesional hasta los 900 euros al mes. Una medida inédita por lo elevado del incremento, un 22% más que podría beneficiar en el conjunto nacional aproximadamente a 2,6 millones de trabajadores, el 15% del total, según los cálculos que hace el sindicato UGT.

Desde la Unión General de Trabajadores han mostrado desde el anuncio su satisfacción por un aumento que venían reclamando desde todas las mesas de negociación sobre todo en los últimos años, una vez que España parece haber dejado atrás de manera definitiva lo peor de la crisis económica.

Las estimaciones de este sindicato para la provincia de Almería subrayan que alrededor de 100.000 trabajadores, que venían cobrando los 735,90 euros al mes del anterior salario mínimo interprofesional, se beneficiarán de este aumento exponencial aprobado por el Ejecutivo. Cabe recordar que el salario mínimo interprofesional juega un papel fundamental en el mercado laboral almeriense.

No obstante, los contratos del campo se fijan en base a esta cuantía con todo lo que ello implica para una provincia cuya dinamización económica depende por completo de la salud que tenga el sector agrícola, el más pujante junto al de servicios.

La importancia del salario mínimo interprofesional en Almería y la «necesidad de que su cuantía siga incrementándose hasta alcanzar los 1.000 euros al mes en 2020», es para el sindicato UGT clave para que la provincia pueda acercarse al 60% del salario medio neto, tal y como establece la Carta Social Europea suscrita por España. En definitiva llegar a una cuantía que «permita recuperar el poder adquisitivo perdido y aproximarse a los salarios mínimos existentes en la Unión Europea», exponen en un comunicado.

Según añaden, las políticas económicas «erróneas» aplicadas desde 2010, con fuertes medidas de austeridad y devaluación salarial, han tenido como resultado «que desde entonces, los hogares españoles hayan perdido más de 2.000 euros de su renta (un 7%) y un 26,6% de la población española este en riesgo de pobreza o exclusión social».

Huelga recordar que el salario mínimo interprofesional afecta a aquellos trabajadores de la provincia que perciben los emolumentos más bajos, los mismos que precisamente sufrieron una importante pérdida en su poder de compra entre los años 2010 y 2017, los peores de la crisis. «Siendo el consumo un pilar para el crecimiento económico de nuestro país, es necesario que se incrementen los salarios, en especial lo que menos cobran, y los que más han sufrido la devaluación salarial», inciden desde UGT.

Por último, este sindicato demanda negociar la reforma del artículo 27 del Estatuto de los Trabajadores, «para asentar sobre nuevas bases, la determinación anual del salario mínimo interprofesional, con el fin de evitar futuras pérdidas de su poder adquisitivo», finalizan.