Solicitan la licencia para la reapertura del Gran Hotel de Almería, cerrado desde hace cuatro años

Vista exterior del Gran Hotel de Almería./IDEAL
Vista exterior del Gran Hotel de Almería. / IDEAL

Según las aspiraciones de los promotores de la actuación, podría abrir sus puertas a finales de este verano

E. P.ALMERÍA

Una entidad mercantil ha solicitado la licencia de adaptación y reapertura de las instalaciones del Gran Hotel Almería, una emblemática infraestructura hotelera ubicada a los pies de la Rambla de Almería mirando al mar que permanece cerrada al público desde casi cuatro años y que, según las aspiraciones de los promotores de la actuación, podría abrir sus puertas a finales de este verano.

Según han indicado a Europa Press fuentes del grupo inversor hotelero implicado en la reapertura del establecimiento que gestionará la cadena Ohtels, desde «hace días» se han iniciado las labores de limpieza y mantenimiento para la puesta a punto de esta estructura, toda vez que este mismo jueves se ha presentado ante el Ayuntamiento de Almería el proyecto para la licencia de apertura.

El objetivo que persiguen los promotores de este proyecto es abrir de nuevo las instalaciones al público antes de que finalice el verano. «Abrir para la semana de feria sería un sueño», han reconocido las mismas fuentes, quienes han precisado que los plazos dependerán también de las gestiones que realice el Consistorio, que podría realizar nuevos requerimientos de documentación antes de otorgar los permisos.

Mientras tanto, la empresa arrendadora del establecimiento ha chequeado las instalaciones, «que se encuentran en buen estado», y ha comenzado las labores de puesta a punto, para lo que más de una veintena de operarios se afanan en la limpieza, pintura y acondicionamiento de las cien habitaciones y las áreas comunes, así como la sustitución de algunos elementos como la moqueta.

En esta primera fase de actuación se prevé una inversión de cerca de un millón de euros, de los cuales una parte irán a la adaptación de las instalaciones para personas con movilidad reducida y los sistemas antiincendios. No obstante, la intención es mantener la esencia original del establecimiento, que mantendrá algunos de sus señas de identidad como la iluminación o la terraza con piscina, que también estará operativa.

A largo plazo, la empresa confía en que se puedan realizar nuevas inversiones para actualizar el hotel, aunque la idea pasa por la adquisición del establecimiento; una operación en la que también podría participar la empresa gestora que ya cuenta con tres hoteles en la provincia de Almería, dos de ellos en la capital.

El Gran Hotel Almería, ubicado frente al mar y un emblema del sector tras operar durante casi medio siglo, cerró sus instalaciones en diciembre de 2014 bajo el pretexto de unas obras de «reforma» de las instalaciones, con lo que, según trasladó la dirección del complejo, la clausura tenía carácter «temporal». Meses después, la sociedad encargada de la gestión resolvía los contratos que mantenía con una treintena de empleados.

Fue la empresa Cymar Gestión Hotelera, encargada en el momento del cierre de la gestión del Gran Hotel Almería, fue la que llevó a cabo el cese de actividad de las instalaciones y se encargó de la gestión de los despidos de este establecimiento y el Hotel Embajador, viéndose afectados medio centenar de empleados en total.

Fotos

Vídeos