Socorristas de Almería atienden en junio y julio a 1.334 bañistas por medusas, púas de erizo y peces araña

Socorristas de Almería atienden en junio y julio a 1.334 bañistas por medusas, púas de erizo y peces araña
IDEAL

Tuvieron que actuar en 2.038 ocasiones si bien 26 de estas intervenciones fueron rescates de bañistas en apuros en el agua, ninguno «de gravedad»

EP

Los socorristas de los siete puntos de asistencia instalados en el litoral de la capital almeriense atendieron en junio y julio a 1.334 bañistas que sufrieron picaduras de animales marinos como medusas, erizos y peces araña aunque la mayor parte de las incidencias de este tipo se registraron por medusas, hasta 1.243.

El mayor número de casos se registró en julio, con 914, cifra que casi triplicó los registrados en junio, con 329. Las púas de erizo también fueron causa de atención con 21 casos en junio y 59 en julio mientras que las picaduras de pez araña afectaron a 11 personas.

Según los datos facilitados por el Ayuntamiento de Almería a Europa Press, en total, los socorristas tuvieron que actuar en 2.038 ocasiones si bien 26 de estas intervenciones fueron rescates de bañistas en apuros en el agua, ninguno «de gravedad». Los citados rescates se produjeron en El Palmeral (13); San Miguel (5); Cabo de Gata (2); La Fabriquilla, Nueva Almería y Retamar (1).

Con respecto a las medusas, fuentes municipales han indicado que no se ha producido un «incremento especialmente significativo» y achacan ese «repunte que no ha sido tal» a la instalación de dos nuevas torres de socorrismo en las playas de la Almadraba y La Fabriquilla, en Cabo de Gata, lo que hace que aumenten también los registros.

La mayor incidencia de picadura de estos celentéreos se dio en las playas de San Miguel, El Palmeral y Nueva Almería, las que mayor afluencia registran por ser urbanas en la propia ciudad, y fue mayor en las segundas quincenas de junio y julio. El mismo patrón se registró con respecto a las púas de erizo y los peces araña.

Los datos revelan, asimismo, un total de 194 intervenciones por heridas de diverso tipo entre junio y julio; una veintena de traumatismos, cuatro lipotimias, 11 actuaciones por personas desaparecidas, atenciones por una fractura y dos quemaduras, así como cinco lesiones oculares.

Se recogen, asimismo, 441 incidentes que engloban, según las mismas fuentes, tanto comunicaciones de bañistas en las que informan de desperfectos en las instalaciones como actos vandálicos. «Los más frecuentes son en las playas de la capital y se centran en accesos forzados a casetas y daños en los aseos», han precisado.

Fotos

Vídeos