Los sindicatos anuncian traslados forzosos en Educación

La Junta de Personal ha solicitado un listado con las líneas que se van a suprimir./PRESSSPORT
La Junta de Personal ha solicitado un listado con las líneas que se van a suprimir. / PRESSSPORT

La pérdida de algunas unidades en centros de la provincia afectará de manera directa a aquellos docentes con destino definitivo

J. L. P.Almería

La Junta de Personal Docente no universitario de Almería criticó que la pérdida de unidades en algunos centros de la provincia suponga el desplazamiento forzado de los docentes con destino definitivo. De esta manera, tras las últimas informaciones aparecidas en los medios de comunicación ante la eliminación de plazas en el primer año de Educación Infantil, la Junta de Personal se mostró en desacuerdo con esta medida impulsada por la Delegación Provincial de Educación. Es por ello, que el colectivo solicitó al servicio de Planificación de la administración educativa todos los datos en relación al número de unidades que podrían desaparecer para el próximo curso 2019-2020, clarificando también los motivos de las unidades suprimidas.

A este respecto, la Junta de Personal Docente exige de manera explícita que no haya ninguna aula que sobrepase la ratio y, más aún, que en aquellos centros donde haya plantilla suficiente, se mantenga las líneas para mejorar las ratios de alumnos por unidad. «Esperemos que el próximo curso no tengamos que encontrarnos con líneas de cerca de una treintena de alumnos por una mala gestión de la Delegación de Educación», explicaron desde la Junta de Personal.

Por otro lado, la Junta de Personal explicó que, para tomar decisiones de tanto calado en materia de supresión de líneas, la administración debe ser cuidadosa y esperar a concluir con el proceso de escolarización, con la previsión de que hubiera más solicitudes tras la colación de alumnos que no han podido acceder a su centro preferente y sean matriculados en los centros subsidiarios. Y recuerda que esto, no sólo perjudica a los docentes y a los centros, sino a las familias.

En resumen, la Junta de Personal aboga por que la Delegación de Educación «recapacite y trabaje en la línea de impulsar una educación pública de calidad en la provincia», reduciendo ratios y manteniendo líneas por el bien del alumnado y también de los equipos docentes. Desde la Junta de Personal solicitan a la Administración que «no quite unidades en ningún centro hasta que termine el proceso de escolarización, puesto que, con este tipo de medidas, lo único que consigue es menoscabar el sistema público de enseñanza».

Con anterioridad, sindicatos como CSIF ya habían denunciando esta situación, señalando «preocupación» ante la previsión de la pérdida de unas 300 plazas en el primer año de Educación Infantil en la provincia de Almería, ante lo que proponen la reducción de ratios como una apuesta firme y real por la educación pública, manteniendo así las líneas.

De esta forma, el CEIP Francisco de Goya de la capital tiene conocimiento de otras supresiones de líneas en 3 años, como es el caso del CEIP Simón Fuentes de Carboneras o también el colegio rural CPR Alcolea-Fondón que ha recibido 17 solicitudes en todo el ciclo de Educación Infantil. Este centro tiene aula unitaria, sin embargo, ha sobrepasado la ratio establecida en 15 plazas, por lo que el colegio ha pedido el desdoble de la unidad a la Delegación de Educación de la Junta.