Un bus semidirecto descongestionará las líneas universitarias en pocas semanas

Un bus semidirecto descongestionará las líneas universitarias en pocas semanas

Surbús crea una nueva línea, la 8, y extiende la 5, para dar servicio al Centro Comercial de Torrecárdenas

Miguel Cárceles
MIGUEL CÁRCELESALMERÍA

Surbús remodelará de forma progresiva durante los próximos cinco meses gran parte de su red de transporte en Almería. Y lo hará centrándose en los puntos débiles de la compañía: los accesos a la UAL y la creación del nuevo Centro Comercial de Torrecárdenas, que provocará la creación de un nuevo punto fuerte de atracción de viajeros en el norte de la ciudad. Para poder afrontar estos dos retos, la compañía anunció ayer la creación de dos nuevas líneas, la 8 y la 19, y la remodelación de dos de las que hasta ahora prestaban servicio, la 5 y la 15.

Los primeros cambios, que entrarán en servicio serán en la línea 15. Dicha línea, que actualmente apenas cuenta con dos expediciones por sentido para dar acceso a la UAL a los vecinos de los barrios del Levante de la capital, pasará a ser una línea normalizada, con frecuencias habituales y servicio durante todo el día. Actuará como una línea circular que conectará todos los barrios del Levante entre sí -muchos de ellos son interdependientes para servicios sanitarios o educativos- y con la Universidad de Almería, en cuyo intercambiador podrán acceder a gran parte de las líneas urbanas (las líneas 11, 12 y 18 y, en un futuro próximo, también la 19, de nueva creación). Esta línea complementará los servicios que presta la línea 20 desde primavera, que ya conecta todos los núcleos urbanos con frecuencias de hasta media hora en los días laborables. Está previsto que el nuevo recorrido de la línea 15 entre en servicio en siete días.

Una semana más tarde -en función de lo que tarden las obras para la construcción de la parada que servirá de intercambiador en la UAL- entrará en servicio la línea 19, una nueva conexión semidirecta entre el centro de la ciudad y la Universidad de Almería que pretende ser la que consiga descongestionar los saturados buses de las líneas 11, 12 y 18, los que conectan el casco urbano con el campus de La Cañada.

Esta nueva conexión tendrá pocas paradas -además de la del centro, se apeará en la estación Intermodal y en la Residencia Universitaria Cívitas, entre un escaso puñado de marquesinas- y se estacionará, en el campus, en un nuevo intercambiador situado en la zona norte, junto a la carretera de Sacramento. La Universidad de Almería está ejecutando ahora mismo las obras que permitirán el estacionamiento de hasta cinco buses.

Al estar en la zona norte, diversificará la salida de estudiantes, profesores y otros trabajadores de la UAL, que hasta ahora sólo tenían conexión por transporte público en la zona sur, junto al edificio de servicios centrales y el Aulario 1, liberando la saturada parada en la que estacionan también los buses metropolitanos que unen la UAL con los municipios vecinos a Almería.

Ya a finales del mes de octubre, y coincidiendo con la apertura del Centro Comercial Torrecárdenas (el día 25) entrará en servicio la nueva línea 8, una conexión que enlazará la avenida de Federico García Lorca (en La Salle) con la gran superficie circulando por Nueva Andalucía, El Diezmo, Los Molinos, Las Chocillas y Villablanca. A su vez, se remodelará la línea 5, que tendrá un único recorrido desde La Salle y hasta el Centro Comercial Torrecárdenas a través de la avenida del Mediterráneo y Villablanca. El entorno de Torrecárdenas se convertirá de facto en un gran intercambiador de un peso similar al del cruce entre la avenida de Federico García Lorca con Doctor Gregorio Marañón y la Rambla del Obispo Orberá. Allí desembocarán media decena de líneas: las 2, 3, 4 y 18 (en el Hospital Universitario de Torrecárdenas) y las 5 y 8 (en el Centro Comercial).

A estos cambios en recorridos y nuevas líneas se sumarán, a partir del próximo mes de enero, la ampliación de horarios y servicios en las líneas 4 (Torrecárdenas-UAL por La Vega de Acá) y 31 (Almería-Retamar directo) que hasta ahora sólo prestan servicio en horario matinal. Se pretende normalizar sus frecuencias ya que son dos líneas ampliamente demandadas y que han mostrado una amplia afluencia en los últimos meses.

Wifi y cambios tecnológicos

No son los únicos cambios que llevará aparejado en pocos meses el servicio de bus público. La empresa tiene previsto prestar servicio de internet wifi en todas las unidades en servicio en los próximos meses. También se ubicarán contadores en las puertas de salida para operaciones estadísticas y de toma de decisiones en la red. Y para los usuarios, está previsto que en pocos meses pueda operar un sistema de pago de billetes -bonobús o abonos- gracias al sistema NFC, lo que permitirá que el usuario lleve su tarjeta de bus en el móvil.

Los cambios en la red persiguen, indicó ayer el alcalde, Ramón Fernández-Pacheco, en la presentación de este nuevo plan de mejora de Surbús, incrementar la tasa de usuarios del transporte público. Pese a un crecimiento del 10% en los últimos cinco años, Almería es la capital andaluza con una menor tasa de usuarios del transporte colectivo.

Más información