El sáhara se desploma sobre Almería

Barro sahariano sobre Almería./M. C.
Barro sahariano sobre Almería. / M. C.

La Depresión Aislada en Niveles Altos que acecha al Golfo de Cádiz desde hace días, provoca vientos del sur que traen hasta la Bahía de Almería el polvo sahariano que hoy cubre gran parte del sur de la provincia

Miguel Cárceles
MIGUEL CÁRCELESAlmería

La oscuridad anaranjada que cubría ayer tarde los cielos de Almería amanecía esta mañana sobre el suelo y la carrocería de los miles de coches estacionados a la intemperie. El Sáhara, propiamente dicho, a las puertas de su casa. «Menos mal que ayer no puse la lavadora», cuchicheaban esta mañana dos vecinas de la capital mientras recorrían el Paseo de Almería con su granito habitualmente gris en tonos parduzcos.

Almería se ha levantado hoy anaranjada, cubierta por el polvo. Y la responsable es una Depresión Aislada en Niveles Altos (una DANA). «Ha estado situada durante los últimos días sobre el Golfo de Cádiz y ahora se está moviendo hacia el noreste, hacia Almería. Y la parte más oriental de la Dana, en su avance, mete viento del sur que transporta polvo sahariano en suspension», trasladaba esta mañana José María Sánchez, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). «Si hay tormenta de lluvia, aunque sea poca, arrastra el polvo», agrega.

Y ese polvo es el que hay hoy sobre Almería. «Surgen muchas veces por tormentas secas, que provocan rayos por los movimientos verticales violentos pero que traen poca lluvia. El problema es que mancha mucho». Esta misma mañana, operarios de los servicios municipales de limpieza se afanaban en arrastrar con mangueras el polvo depositado en la plaza de la Catedral, donde mañana se inaugura la Feria del Libro de Almería. El blanco del mármol de la plaza hacía mucho más visible que en otros espacios este fenómeno atmosférico «común». en Almería.

«El polvo llega aquí en niveles altos. Se ve el cielo calimoso, oscuro, amarronado. No afecta a la salud, pero si llueve arrastra el polvo a la superficie», insistía Sánchez. A lo que sí que afecta es a los objetos a la intemperie. Si ayer puso la lavadora y el azar le llevó a tender la ropa en el patio interior de su vivienda, la meteorología le obligará a repetir la operación. No le queda otra.

Fotos

Vídeos