El ruido «ensordecedor» de la limpieza en el centro de Almería