El refuerzo policial motivado por el aumento de pateras deja hoy de estar de servicio

El refuerzo policial motivado por el aumento de pateras deja hoy de estar de servicio

Sindicatos denuncian que la capital tendrá 32 policías nacionales menos mientras que en este mes ha llegado un millar de migrantes

A. A.Almería

El final de este mes supone también el fin del refuerzo provisional de la plantilla del Cuerpo de Policía Nacional en Almería motivado por el incremento del número de migrantes rescatados en el mar de Alborán a bordo de Pateras. Según han denunciado los principales sindicatos que representan a este cuerpo, a partir de mañana mismo, la ciudad verá reducido el número de agentes en una treintena, cifra que hasta ahora se encontraban en comisión de servicio o atribución temporal de funciones (A. T. F.) en la capital con objeto de cumplir las funciones propias de este cuerpo.

En un escrito presentado por las agrupaciones CEP y UFP al director adjunto operativo de Policía Nacional destacan que en los primeros 21 días del año actual «se acumula un total de 968 inmigrantes irregulares» llegados a Almería. Unos datos que, según indican desde los citados sindicatos, «demuestran una necesidad clara de personal que no casa con la idea de poner fin a la Atribución Temporal de Funciones de 32 compañeros que cubren esa falta de personal en la zona». Ante tales circunstancias, finaliza el citado texto en el que describen también las particularidades de Almería respecto a la recepción de migrantes, solicitan que se «amplíe la ATF para garantizar una eficaz labor policial».

Según describía en otro comunicado el sindicato Jupol de Policía Nacional, durante el pasado año la masiva llegada de extranjeros motivó que la Comisaría de Almería debiera utilizar «todos los recursos a su alcance para poder atender adecuadamente a los inmigrantes durante su llegada, estancia, identificación y demás trámites legales» lo que llevó a que se vieran «perjudicados y limitados» los servicios de urgencia de la ciudad, «llegando a darse la situación algunas veces de no haber vehículos disponibles para atender las llamadas urgentes de la Sala del 091 porque todos los policías disponibles estaban recepcionando, custodiando o trasladando al hospital a los inmigrantes, entre ellos mujeres y niños».

Con objeto de que no se repitan estas mismas situaciones este año, han solicitado a la Dirección General de Policía «medidas urgentes» y que se «amplíe considerablemente la plantilla de Almería a través de los mecanismos legales establecidos, atendiendo a las especiales y crecientes incidencias» y que «se prorroguen las actuales comisiones de servicio y ATF mientras se cubren las plazas».