Un recurso de la patronal paraliza el concurso para urbanizar el sector de Ikea

Un recurso de la patronal paraliza el concurso para urbanizar el sector de Ikea

Almería XXI dedicó un 20% de la calificación final a criterios no evaluables de forma objetiva cuando la nueva Ley de contratos impide que sea más del 2,5%

Miguel Cárceles
MIGUEL CÁRCELES

El proyecto para que la multinacional sueca del mueble Ikea se implante en Almería sigue vigente, pero podría demorarse algunos meses más de lo inicialmente previsto. La razón está en que el Ayuntamiento de Almería ha paralizado el concurso público por el que la empresa municipal Almería XXI iba a ser el brazo ejecutor de la urbanización del sector por encargo expreso de la junta de compensación. La Asociación Provincial de Constructores y Promotores de Málaga detectó un problema en los pliegos, presentó un recurso y el propio Consistorio ha determinado que los empresarios malagueños tenían razón. Eso ha obligado al equipo de gobierno municipal a retrotraer toda la actuación a fechas anteriores al mes de mayo, cuando se aprobó el proyecto de urbanización del sector y se dio vía libre para que Almería XXI lanzase el concurso público.

Según el recurso de la patronal de la construcción malacitana, Almería XXI había planteado como criterios no evaluables mediante fórmulas y con un peso de hasta el 20% en la evaluación final para la adjudicación las mejoras que pudieran presentar los constructores. Y esto, a juicio de los empresarios, sin la suficiente especificación ni detalle del criterio respecto al cual se acepta o no esta mejora. Esto podría contravenir, siempre según el recurso patronal, lo establecido en la Ley de Contratos del Sector Público, modificada el pasado año, que obliga a que en el caso de que se establezcan las mejoras como criterio estén «suficientemente especificadas», esto es, que incluyan «requisitos, límites, modalidades y características de las mismas, así como su necesaria vinculación con el objeto del contrato». Además, y en cualquier caso, no podría superar el 2,5% de la calificación total del contrato, porcentaje que en el pliego sacado a licitación y ya desistido era ocho veces superior (del 20%).

«La imposibilidad de subsanar la irregularidad apreciada en la preparación del contrato, puesto que no basta una simple corrección sino que es necesario elaborar nuevos pliegos» ha llevado al Consistorio a «desistir del procedimiento de contratación» y a conminar a Almería XXI, la empresa municipal que gestiona la licitación, a «iniciar un nuevo procedimiento» en el que «se tengan en cuenta las alegaciones formuladas en el recurso», recoge el decreto del alcalde, Ramón Fernández-Pacheco, al que ha tenido acceso IDEAL, y mediante el que se paraliza el concurso.

La redacción de nuevos pliegos llevará algunos días -o semanas- tras los que se deberá iniciar de nuevo el proceso de contratación. Esto retrasará cualquier obra y, por lo tanto, también el inicio de la construcción del futuro centro de venta de la multinacional del mueble, cuya instalación en la cabecera de la rambla de Belén, junto a la autovía del Mediterráneo (la A-7) estaba prevista para el año 2020.

Cabe recordar que el proyecto comercial de Ikea es, probablemente, el más importante en desarrollo en toda la provincia de Almería junto al futuro parque y centro comercial de Torrecárdenas, cuya inauguración está prevista para el próximo mes de octubre y cuyas obras se encuentran ya en un estadio muy avanzado. Levantar su nuevo punto de venta en Almería -el cuarto de Andalucía, ya que ya dispone de establecimientos en Jerez de la Frontera (Cádiz), Málaga y Sevilla- le costará unos 65 millones de euros sólo en la compra del suelo y en las obras de construcción. Y, cuando abra, generará 300 empleos directos y medio millar más de indirectos.

El establecimiento de Ikea en Almería se sitúa en una parcela con 19.846 metros cuadrados y una edificabilidad tope de 27.199 metros cuadrados. Se ubica junto a la actual estación de servicio de la rambla de Belén, frente a la rotonda conocida como 'Ballesol' por la cercanía a la residencia de ancianos homónima. Está prevista la construcción de otro inmueble de uso terciario al norte del establecimiento de Ikea, este con 2.301 metros cuadrados de superficie.

El proyecto de urbanización del sector terciario en el que se instalará la multinacional sueca del mueble Ikea incluye 60.000 metros cuadrados de zonas verdes con una gran plaza e, incluso, una pista para el patinaje. Es un tamaño similar al de seis campos de fútbol.

Fotos

Vídeos