El Puerto, a la espera del gran éxodo

Los viajeros que esperan llenan el vestíbulo./
Los viajeros que esperan llenan el vestíbulo.

La Fiesta del Cordero, que es el 22 de agosto, hará aumentar las salidas en la Operación Paso del Estrecho

FRANK CELADAALMERÍA

La Operación Paso del Estrecho, que vive sus días más duros en este principio de agosto, ha obligado a aumentar los espacios de acogida del puerto de Almería, que se erige en uno de los más afectados por esta operación: es el segundo más importante después del de Algeciras.

Los servicios del nuevo operativo se complementarán con los que existen durante todo el año (guardería, protección civil, Cruz Roja, atención sanitaria o asistencia social, entre otros) y constarán de más de 14.000 metros cuadrados de áreas de sombras (de los cuales la mayoría serán de sombra para vehículos), 30 aseos provisionales, de los cuales dos incluirán duchas, casi 2.500 nuevas plazas de aparcamiento, un área de emergencia de 22.000 metros cuadrados en el Muelle de Pechina y cinco nuevos atraques.

El total del gasto se calcula en algo más de 465.000 euros, de los cuales 205.000 irán destinados a refuerzo del personal de la Autoridad Portuaria, 50.000 para la habilitación de las zonas de sombras, 43.500 se utilizarán para reforzar la limpieza de los edificios y el puerto y el resto son los gastos estimados en un principio para mantenimiento, conservación y obras de mejora del puerto.

La tendencia parece indicar que se podrían llegar a igualar las cifras de emigración del año pasado

Los 205.000 euros presupuestados para el personal de refuerzo servirán para contratar a 25 nuevos efectivos, que apoyarán a las 56 personas fijas. De estos 25, el servicio de policía portuaria serán cinco personas, tres nuevos operadores de medios mecánicos, dos más reforzarán los puntos de información de la estación marítima y 15 estarán encargados de servicios auxiliares.

Además, el puerto está equipado para el nivel 1 del Plan de Protección del Ministerio del Interior, contando con un sistema perimetral de control del intrusismo, que incluye 42 cámaras infrarrojas y un vallado anti escalable; equipos lectores de matrículas a la entrada y salida del recinto; control de equipajes con Rayos X en al menos la mitad de los equipajes, que se seleccionarán de manera aleatoria; nuevas cámaras, que se gestionarán desde el Centro de Control de Seguridad del puerto; aumento de patrullas de la Policía Portuaria y rondas de vigilancia, especialmente en las zonas con un tráfico denso de pasajeros; y aumento de la vigilancia del mar e inspecciones subacuáticas.

Después de que 2017 fuera un año de récord que exigió al máximo de la infraestructura habilitada para estas fechas, la Autoridad Portuaria ha decidido que este año las medidas serán mayores para subsanar cualquier tipo de imprevisto que pudiera surgir y que afecte al normal desarrollo de la actividad.

La Fiesta del Cordero llega

La Fiesta del Cordero es una de las festividades religiosas más importantes, si no la mayor, del Islam, con lo que la emigración a puertos del norte de África se dispara en vísperas de esta celebración, que este año cae el 22 de agosto. Esto provoca, al parecer, que los viajeros salgan más tarde, para pasar allí dicha fiesta. Ello ha conllevado un retraso generalizado en cifras, no solo en Almería. La tendencia parece indicar que podríamos llegar a igualar las cifras del año pasado.

Cada año en estas fechas, la Operación Paso del Estrecho vive sus jornadas más intensas, con la llegada de viajeros de toda España y del sur de Francia, mayoritariamente, pero también de otros puntos de Europa en menor medida.

Muchos de estos viajeros hacen viajes larguísimos, de más de diez horas en coche, para llegar al puerto de Almería, donde esperan varias horas, en muchos casos, para la salida d sus barcos, ya que suelen llegar con mucho tiempo de antelación.

Esto provoca que las áreas destinadas normalmente a los pasajeros estén llenas de gente que espera su turno de embarque o que descansa después de jornadas agotadoras de coche en las que no es raro que hagan más de 500 kilómetros en un día.

Fotos

Vídeos