La Policía se personó ayer en Urbanismo en busca de expedientes del agente detenido

La Policía se personó ayer en Urbanismo en busca de expedientes del agente detenido

Hizo un requerimiento de documentación relativa a su actividad en 2018 que podría ser hoy mismo satisfecho por parte de este área municipal

SERGIO GONZÁLEZ HUESO

Agentes del Cuerpo Nacional de la Policía se personaron en las dependencias de Urbanismo a última hora de la mañana de ayer para requerir expedientes del año 2018 que tuvieran la firma del agente de la Policía Local detenido el pasado martes acusado de hasta cinco delitos, entre ellos cohecho, estafa o revelación de secretos. En total colaboración con las fuerzas del orden, desde esta delegación de gobierno municipal se ha puesto a un funcionario a acopiar la documentación solicitada, necesaria para probar la supuesta comisión de estas actividades al margen de la ley por parte de un funcionario público que aún sigue en dependencias policiales, según fuentes cercanas a la investigación.

Tanto él como su presunto socio permanecen a día de hoy en los calabozos a la espera de que sean puestos a disposición judicial. El límite máximo de tiempo por ley que un detenido puede estar retenido por la Policía sin ver a un juez son 72 horas, por lo que está previsto que sea antes de las 17 horas de mañana cuando pasen a disposición de la titular del Juzgado nº 6, que es quien está dirigiendo unas investigaciones que llevarían varios meses abiertas tras las denuncias de particulares víctimas de las actividades del principal acusado. De ahí que, según estas mismas fuentes, el policía tuviera el teléfono pinchado desde hace unos cinco meses.

A falta de que se levante el secreto de sumario de las actuaciones, los investigadores tienen claro que no se trata de ninguna trama relacionada con la Administración. Y que por tanto todo se centra en una persona, el policía local adscrito a Especialidades del área de Urbanismo, que aprovechaba su posición privilegiada en este área para enriquecerse presuntamente a través de actividades irregulares que habría realizado junto a otra persona, un aparejador a cuenta ajena al que supuestamente le hacía encargos dentro de su forma subrepticia de operar. Encargado de la inspección y tramitación de denuncias relacionadas con los preceptos de la Disciplina Urbanística, según fuentes conocedoras del caso, el policía ofrecía 'arreglos' a particulares en todo el tema de licencias urbanísticas, en su mayoría para obras, a cambio de dinero.

Las investigaciones las está desarrollando agentes del Grupo VI de la Policía Judicial de Almería.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos