La Policía Nacional irrumpe en una vivienda de Almería para rescatar a una mujer que sufría un brote psicótico

Imagen del rescate. / POLICÍA NACIONAL

La entrada se llevo a cabo con una escala a través de una ventana en estrecha colaboración con equipo de bomberos

IDEALAlmería

Agentes de la Policía Nacional en Almería irrumpen en un domicilio conforme a la Ley y a requerimiento de Policía Local, bomberos y servicios sanitarios 061.

Los hechos ocurrieron sobre las 21,00 horas del pasado día 20 de agosto, al recibirse una llamada en la Sala del 091 en la que se requería la actuación de la Policía Nacional en la calle Ferrocarril. Dicho requerimiento fue solicitado por la Policía Local, bomberos y 061 dado que se iba a proceder al ingreso involuntario de una mujer en el área de psiquiatría del hospital Torrecardenas.

Una vez llegaron al lugar los agentes, se entrevistaron con la medico que disponía de la autorización judicial para el protocolo, la cual les manifestó a los agentes que se había intentado el traslado, resultando imposible de realizar ya que al parecer padece problemas psiquiátricos importantes y que estaba armada con un cuchillo y podría autolesionarse o lesionar a terceros.

Tras realizar una valoración y análisis de la situación por parte de los agentes, se procedió a extender una escalera desde un vehículo de Bomberos en estrecha colaboración con los mismos hasta una de las ventanas del tercer piso del domicilio de la mujer.

Cuando varios policías llegaron a la ventana, esta se encontraba cerrada por lo que procedieron a romper el cristal y acceder al interior. En ese mismo instante, la mujer en cuestión se abalanzó gritando con un cuchillo al primero de los agentes que accedía al interior, evitando la agresión mediante un escudo reglamentario. En una rapidísima actuación y en cuestión de segundos, la paciente fue inmovilizada por parte de los agentes que tras verificar que se encontraba físicamente bien, abrieron la puerta del domicilio para que accediera el equipo sanitario medicalizado 061.

Tras ser examinada por el equipo médico, inicialmente es trasladada al hospital Torrecardenas para posteriormente realizar el cambio al área de psiquiatría del la Bola Azul de la ciudad de Almería.