La Policía entra en Torrecárdenas para evitar las agresiones

Agentes de Policía Nacional con varios sanitarios en el hospital de Torrecárdenas. /P. N.
Agentes de Policía Nacional con varios sanitarios en el hospital de Torrecárdenas. / P. N.

Profesionales del centro hospitalario participan en charlas del Interlocutor Sanitario centradas en la prevención y en «establecer lazos de confianza»

Alicia Amate
ALICIA AMATEAlmería

El Interlocutor Sanitario Policial ha comenzado una serie de charlas informativas en los distintos servicios del Complejo Hospitalario Torrecárdenas centradas en prevención de agresiones a sanitarios. Se trata de un programa puesto en marcha a mediados de marzo y que pretende llegar a los centros de Atención Primaria y hospitales del Servicio Andaluz de Salud (SAS) de la provincia.

Durante la citada intervención, el Interlocutor Sanitario, acompañado del comisario Ernesto López, Jefe de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de la Comisaría de Almería, enfatizó en que los sistemas de respuesta con los que cuenta la Policía Nacional están a disposición de los profesionales de la sanidad. No en vano, el objetivo de estos talleres «es establecer lazos de confianza y conocimiento, crear un canal de comunicación directa entre ambas administraciones, así como difundir los instrumentos de prevención que existen», indicaron desde el Cuerpo Nacional de Policía.

Estadísticamente, y según la Organización Médica Colegial, en Andalucía durante el año 2018 se cometieron tres agresiones a sanitarios al día, y concretamente en la provincia de Almería, se registraron siete agresiones durante todo el año, de las cuales un 55 por ciento fueron en los servicios de Atención Primaria.

No obstante, según indicaron sólo se llega a denunciar un 10 por ciento de las agresiones, algo en lo que hicieron hincapié los responsables policiales, mostrando propuestas coordinadas con la Fiscalía Provincial, como la identificación en la denuncia mediante el número de colegiado, teléfono y domicilio a efectos de notificaciones del centro médico de referencia, existencia de denuncias estandarizadas, o la aplicación gratuita para Smartphone Alertcops.

La respuesta policial ofrecida ante estos casos prevé una solución integral y de naturaleza transversal, porque además de la violencia física o verbal cuyas consecuencias más directas son fácilmente exteriorizables, existe una preocupación policial por la carga de estrés que genera esta violencia sobre los profesionales.