La población de la provincia crece mientras que más de 60 pueblos pierden vecinos

Un grupo de ancianos de Castro de Filabres. /IDEAL
Un grupo de ancianos de Castro de Filabres. / IDEAL

Almería presenta el mayor incremento poblacional de la comunidad andaluza, con 2.600 habitantes más en los 103 municipios

Alicia Amate
ALICIA AMATEALMERÍA

La provincia ha comenzado el nuevo año con una población de 709.340 habitantes, 2.668 más que los registrados en la misma fecha de 2018. Ello supone un crecimiento interanual del 0,38 por ciento en el conjunto de los 103 municipios, que doce meses atrás sumaban un total de 706.672 personas. Así se refleja en los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) que, cada inicio de año, hace una radiografía poblacional de todo el territorio nacional. Estas cifras revelan que la provincia no solo ha tenido un crecimiento positivo, sino también uno de los más elevados de la comunidad andaluza, solo por detrás del 0,64 por ciento de aumento registrado en Málaga, que supera ya los 1,6 millones de habitantes. En menor medida ha crecido la población en Huelva o Sevilla mientras que en el resto de provincias andaluzas los datos poblacionales han sido negativos.

No obstante, en el caso de la provincia almeriense, se observa un descenso de población más o menos acuciado en un total de 64 municipios, la mayoría de ellos, menores de 5.000 habitantes. Solo Carboneras, El Ejido, Macael, Olula del Río, Vélez Rubio y Mojácar se saltan esta tendencia de la provincia, siendo las localidades de mayor población que han visto descender el número de habitantes empadronados respecto al año anterior. De los citados municipios de más de 5.000 habitantes, es El Ejido el que presenta la mayor caída porcentual en los últimos datos aportados por el INE. Durante el último año, la población ejidense ha decrecido en 3.386 habitantes, lo que supone un descenso del cuatro por ciento respecto a los datos poblacionales publicados en enero de 2018. Sin embargo, la variación relativa en negativo más elevada de la provincia este año la protagoniza la localidad de Alcudia de Monteagud, situada en la serra de Los Filabres, donde están empadronados actualmente 135 vecinos, un 9,63 por ciento menos que los 148 regristrados hace un año.

En la otra cara de la moneda se encuentran los casi 40 municipios en los que, en mayor o menor medida, la población ha aumentado durante el último año. En este caso es Partaloa, situado en el Valle del Almanzora, el pueblo almeriense que más ha incrementado su población porcentualmente y que ha pasado de 975 a 1.055 habitantes, un 7,58 por ciento más, superando el millar de vecinos y, por lo tanto, deja este año de ser uno de los considerados como pueblos 'pequeños' de la provincia.

El Ejido pierde más de 3.000 habitantes y Partaloa deja de ser un pueblo 'pequeño'

También destaca por su variación interanual positiva el municipio de Níjar cuya población ha aumentado en 1.126 personas, lo que supone un aumento del 3,74 por ciento respecto al año pasado, siendo así uno de los municipios almerienses en el que más ha crecido la población de manera absoluta después de la capital y Roquetas de Mar, que con 1.562 habitantes más se sitúa en 94.925 personas censadas.