Las playas de Almería capital tendrán pasarelas de hormigón permanentes

Pasarelas de hormigón instaladas en el municipio de Vera./IDEAL
Pasarelas de hormigón instaladas en el municipio de Vera. / IDEAL

El Ayuntamiento saca a concurso la licitación de este contrato por un importe de 312.770 euros y con la idea de que estas estén instaladas en mayo

Sergio González Hueso
SERGIO GONZÁLEZ HUESOAlmería

El Ayuntamiento de Almería se ha cansado de la madera para las pasarelas que dan acceso al agua en las distintas playas del término municipal. Después de probar la temporada pasada distintos materiales en un programa piloto que se ve que tuvo un éxito notable este año se han convencido que lo que más le conviene por varios motivos es encargarlas de hormigón para que, además, puedan quedarse fijas en la arena.

En la junta de gobierno local celebrada esta semana, los concejales del equipo de gobierno aprobaron licitar el contrato de suministro e instalación de pasarelas articuladas del citado material con un presupuesto de 312.770 euros. Al Consistorio le interesa el suministro de 1.527 metros lineales de pasarelas de hormigón articuladas, antideslizantes y con aspecto similar a las de madera. La medida de la mayoría de los paños es de 1,50 metros de ancho. Pero también requieren unos 175 metros lineales de pasarelas de 1,80 metros.

Según explicó la concejala, su instalación se realizará mediante piezas articuladas, unidas mediante un sencillo anclaje de metal. Las pasarelas serán utilizadas para realizar itinerarios peatonales accesibles y practicables diseñando caminos desde los accesos a las playas, desde los paseos marítimos, desde las duchas y comunicándose con el resto de instalaciones de playa: zonas de sombra, accesibles y aseos.

Para Vázquez, una de las principales ventajas que tiene este sistema es su carácter permanente, «ya que no es necesario retirar las mismas al término de la temporada estival», explicó. No solo son pasarelas más duraderas, es que tampoco se astillan como las de madera y desde el Ayuntamiento se entiende que tampoco serán presa de los actos vandálicos, tan propicios antaño en la Noche de San Juan. La empresa que se haga con el contrato tendrá la obligatoriedad de instalarlas para el mes de mayo y de mantenerlas desde el día 1 del citado mismo mes hasta el 31 de octubre, fecha en la que se da por finalizado en Almería la temporada de baño.

A partir de ahí las pasarelas se quedarán en su sitio hasta la temporada que viene. Además de que creen que darán un mejor servicio que las tradicionales de madera, en el Ayuntamiento argumentan también que este material apenas necesita mantenimiento, por lo que también se ahorra dinero. Este año se supervisará bien los lugares de colocación y en años venideros se verá qué tipo de tratamientos requieren, si es que hiciera falta. Vázquez destacó por último otras ventajas como que se «mantiene el acceso a las playas durante todo el año y que son más accesibles para personas con movilidad reducida o carritos de bebé», señaló.

Por si acaso, las pasarelas de madera suministradas el año anterior se guardarán por si se necesitasen a lo largo de la temporada.

Unas prestaciones que no llegarán a tiempo para Semana Santa

Según explicaron ayer fuentes municipales, las pasarelas no se instalarán en las playas del término municipal hasta el 1 de mayo, que es la fecha en la que el Ayuntamiento tiene aprobada la activación del plan de playas de la capital. Será el segundo año, por tanto, que el área de Playas no llegue a tiempo para prestar estos servicios en la costa durante la Semana Santa pese a que se comprometió a ello. Preguntadas por esta dilación, estas mismas fuentes se justifican en las dificultades que a veces se encuentra la Administración para completar los procesos de tramitación burocrática. El plan de playas durará del 1 de mayo al 31 de octubre.