El Plan Andaluz de Formación Permanente del Profesorado cosecha grandes cifras en Almería

Imagen de un grupo de participantes durante una de las actividades del programa./IDEAL
Imagen de un grupo de participantes durante una de las actividades del programa. / IDEAL

La provincia contó con tres sedes en la capital, El Ejido y Cuevas de Almanzora, que acogieron casi 600 actividades durante el curso pasado

J. N. ALMERÍA

Unos 13.000 docentes participaron durante el curso 2017/2018 en alguna de las más de 590 actividades de formación permanente del profesorado impulsadas por la Junta de Andalucía en nuestra provincia. Estas actividades forman parte del III Plan Andaluz de Formación Permanente del Profesorado, una iniciativa de nuevos retos formativos para nuevos retos educativos. Entre las actividades más demandadas se encuentran las relacionadas con prácticas, rendimiento y éxito de los alumnos, que llegaron a reunir más de 5.000 profesionales de la enseñanza.

Formación en valores

En este plan se desarrollan iniciativas como actividades de sensibilización en materia de igualdad y género, las tecnologías de la comunicación y el emprendimiento, la atención a la diversidad o la formación en idiomas. Además, se incluyen actividades para la identificación y respuesta al alumnado con necesidades de apoyo educativo.

Otro de los contenidos más destacados dentro de este III Plan Andaluz de Formación Permanente del Profesorado fueron las actividades de formación en prevención del ciberacoso y el absentismo escolar. A estos cursos asistieron casi medio millar de docentes, la mayoría provenientes de la acreditación de directores de centros educativos y profesorado en prácticas que aprobó las elecciones recientemente.

Como novedad, el curso pasado se celebraron varias jornadas de intercambio entre los profesionales de la red de lectura y bibliotecas escolares o los de la red de las Aulas Temporales de Adaptación Lingüística (ATAL). Tanto la innovación como la investigación fueron asuntos clave durante el programa formativo del curso pasado. La participación en actividades relativas a investigación en el aula o nuevas tecnologías llegó a alcanzar los 2.000 docentes.

Éxito en la provincia

Estos programas educativos se han desarrollado en los tres CEP con un total de 76 acciones que han contado con una notable asistencia de profesores. También se logró implicar a las familias, a los agentes sociales y a instituciones en este proceso educativo cuyo objetivo era transformar los colegios en entornos colaborativos de aprendizaje.

La formación del profesorado de Formación Profesional, Enseñanzas Artísticas, Escuelas Oficiales de Idiomas y de Educación Permanente en la adquisición de herramientas para conectar la educación con la realidad productiva y el empleo acaparó diferentes acciones formativas durante el curso 2017/2018.

Los tres centros de profesorado que acogieron el desarrollo de todas estas actividades formativas fueron el de Almería, Cuevas de Almanzora y El Ejido. Además, en la organización de algunas de ellas participaron diferentes asociaciones y colectivos de la comunidad educativa.

Francisca Fernández, delegada de Educación en Almería, subrayó que «el objetivo de la Junta de Andalucía es garantizar a los docentes de la educación pública el acceso a la formación permanente, gratuita y adaptada a las necesidades de cada centro».

Líneas estratégicas

La Junta de Andalucía puso en marcha por tercera vez este plan de cara al curso pasado. Los principios del proyecto no cambian de año en año, pero las expectativas y los objetivos de estas actividades evolucionan a medida que pasan los cursos.

En este III Plan Andaluz de Formación Permanente del Profesorado se trabajó en cinco líneas estratégicas de actuación: mejora de las prácticas educativas, el rendimiento y el éxito educativo; perfeccionamiento continuo y capacitación profesional; conocimiento compartido, investigación e innovación; Formación Profesional, Enseñanzas Artísticas, Enseñanzas Oficiales de Idiomas y centros educativos como entornos colaborativos de aprendizaje y formación.

Estas líneas estratégicas se desarrollaron sobre unos ejes que vertebraron el III Plan Andaluz de Formación Permanente del Profesorado, de los cuales destacó la efectividad de la Escuela inclusiva para la igualdad y la equidad con atención a la diversidad, convivencia e igualdad; la Escuela de la sociedad del conocimiento; los planes de mejora y de formación de los centros educativos; las metodologías de trabajo investigador y colaborativo en el aula; la participación de toda la comunidad para la mejora de los rendimientos escolares y la gestión del centro; la atención a los centros con entornos de aprendizaje específicos; enseñanzas artísticas y enseñanzas oficiales de idiomas.

Tanto los jóvenes docentes como aquellos más experimentados finalizaron este tercer curso con la adquisición de nuevas conocimientos y técnicas que podrán aplicar en las aulas. Su formación permanente es clave en un sistema educativo en el que su figura es protagonista.«

Fotos

Vídeos