La «pesadilla» del almeriense retenido desde agosto en Taiwán tras un accidente mortal en moto

«Todo está parado», se quejó el olulense, quien espera que el caso se solucione cuanto antes y desea el levantamiento de la orden de retención.

EFE

Un ciudadano español se encuentra retenido en Taiwán desde el pasado agosto pendiente de la resolución de un accidente en el que murió una anciana, cuya familia le acusa de «homicidio negligente» y pide compensación económica.

Según la versión que proporcionó a Efe Álvaro Carrión, doctorando de la Universidad de Granada y nacido en Olula del Río (Almería), el accidente se produjo el pasado 7 de agosto mientras el estudiante conducía una motocicleta alquilada en el sur de Taiwán.

Carrión aseguró que, en un momento dado, una anciana en bicicleta que «circulaba por donde no debía» chocó contra él, se cayó y se golpeó la cabeza, contusión que desembocó en la muerte de la mujer.

El español dio negativo en la prueba de alcoholemia y grabaciones de cámaras de seguridad de la zona confirmaron su versión de que la colisión se produjo cuando la anciana realizaba maniobras no permitidas y Carrión circulaba a 20 a 25 kilómetros por hora, señaló en conversación telefónica con Efe.

La Comisión de Investigación de Accidentes de la zona adjudicó la mayor parte de la responsabilidad a la anciana, pero también al doctorando por no llevar el carné internacional de conducir y porque «podría haber prestado más atención».

El joven apeló hace unos tres meses y aún está a la espera de la resolución definitiva, que se espera que salga en breve, pero que necesitará dos semanas para publicarse.

Después de conocerse la resolución, comenzará un juicio en el que Carrión comparecerá acusado de «homicidio negligente» por la familia de la anciana.

Mientras tanto, el español ya ha presentado su carné de conducir internacional.

A través de un abogado, Carrión ha tratado de ponerse en contacto con la familia de la anciana, que pidió una compensación «ética» de entre 30.000 y 40.000 euros (entre 34.000 y 45.000 dólares) por lo sucedido, pero por el momento no ha habido respuesta.

La situación -dijo el doctorando- «se ha convertido en una pesadilla».

«Todo está parado», se quejó el olulense, quien espera que el caso se solucione cuanto antes y desea el levantamiento de la orden de retención.

Además, a partir del próximo 5 de febrero, Taiwán asistirá al Año Nuevo Lunar (equivalente a las Navidades), por lo que la administración quedará paralizada durante varios días en los que el español tendrá que seguir haciendo frente a los gastos de alojamiento y de manutención, entre otros.

El olulense se había desplazado a Taiwán para investigar en el marco de su doctorado en Geología durante dos meses.