La Patrulla Acrobática Aspa es la única en el mundo con cinco helicópteros

Distintas evoluciones de la Patrulla Aspa, durante la exhibición presenciada por los componentes de la Real Hermandad de Veteranos de las Fuerzas Armadas y Guardia Civil de Almería en la Base Aérea de Armilla (Granada). /P. ASPA
Distintas evoluciones de la Patrulla Aspa, durante la exhibición presenciada por los componentes de la Real Hermandad de Veteranos de las Fuerzas Armadas y Guardia Civil de Almería en la Base Aérea de Armilla (Granada). / P. ASPA

La Real Hermandad de Veteranos de las FAS y Guardia Civil visita la Base Aérea de Armilla

JOAQUÍN TAPIAGRANADA

Más de sesenta componentes de la Real Hermandad de Veteranos de las Fuerzas Armadas y Guardia Civil, de Almería, han conocido algunas de las instalaciones de la Escuela de Helicópteros del Ejército del Aire en la Base Aérea de Armilla (Granada).

Centro donde «se forman todos los pilotos de helicópteros de las FAS españolas y Guardia Civil, que contribuyen en sus diferentes ámbitos de actuación a la Defensa Nacional, lo mismo dentro de nuestras fronteras como en el exterior», indica el coronel Luis García-Almenta López-Muñiz, jefe de la Base Aérea de Armilla y del Ala 78 (Ejército del Aire).

La Base

El buen tiempo, sol y agradable temperatura, acompañó durante el recorrido por la Base Aérea de Armilla, que cuenta con una gran tradición aeronáutica y es uno de los aeródromos más antiguos de España aún conservando ese viejo aire de lo que fue el aeródromo original. Remonta sus orígenes a las campañas de Marruecos (Septiembre 1913 a 11 de julio de 1927) sirviendo de apoyo a los combatientes españoles.

La actual base ocupa una superficie aproximada de cuatro millones de metros cuadrados distribuidos en seis términos municipales. A partir de 1955 comienza a despegar una intensa actividad formativa, no sin registrarse algunas interrupciones en esta misión. En 1980 se inicia su actual etapa al crearse el Ala de Enseñanza nº 78.

Instalaciones

La base es la transformación conservadora de un viejo aeródromo. Siguiendo las indicaciones de 'Los Volantones' (Asociación de Amigos de la Base Aérea de Armilla) que hacen de guía, destaca la Plaza de Armas, bello patio enmarcado por un conjunto de edificios seudoárabes y cerrado por un moderno monumento en honor de los Caídos. En su conjunto las edificaciones datan de los años 20 y otras modernas.

Cuentan con un impresionante refugio antiaéreo, construido con motivo de la Guerra Civil española, que se puede visitar parcialmente. La media de profundidad oscila entre los 15 y 18 metros que en algunos puntos puede alcanzar los 30.

El museo, constituye todo un relato de la historia y significado de la base, maquetería de aeronaves, fotos históricas, y sobre todo la peculiar maqueta de un aeropuerto en el que queda representado todas las bases aéreas españolas.

Enseñanza

El Ala 78, creada en 1980, es un centro en el que se imparten Enseñanzas Militares de Perfeccionamiento, y Enseñanzas de Formación, en esta última y con periodicidad anual, se desarrollan las fases de vuelo avanzado en helicópteros de los alumnos del Ejército del Aire de la Escuela de Oficiales, así como de los alumnos de complemento sin titulación aeronáutica.

A la capacidad primaria de la enseñanza, el Ala 78 tiene asignada igualmente una capacidad secundaria que es la Búsqueda y Salvamento (Search and Rescue-SAR). La versatilidad y capacidades que ofrece el H-23 permite cumplir estos cometidos. Para el cumplimiento de la misión el Ala dispone de 8 helicópteros HE-24 Sikorsky S-76C y 14 helicópteros HE-25 EX-120 B 'Colibrí'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos