El Partido Popular de Almería arremete contra el PSOE por no ir a saludar a Moreno

El Partido Popular de Almería arremete contra el PSOE por no ir a saludar a Moreno
IDEAL

De 27 concejales de la Corporación solo asistieron 16

M. C.

A la visita institucional de ayer del presidente de la Junta de Andalucía al Ayuntamiento de Almería estaban invitados los 27 concejales de la Corporación. Sin embargo, sólo asistieron 16: todos menos los del PSOE e Izquierda Unida. Esto sentó mal al Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Almería, cuyo Gobierno había diseñado esta visita como del más alto nivel, igual que cuando quien asistió a un encuentro similar fue la socialista Susana Díaz.

En un comunicado de prensa, los populares lamentaron «la descortesía y falta de cultura democrática del Grupo Socialista al no acudir al saludo protocolario a la Corporación municipal del presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, en su primera visita institucional a la ciudad». «Con su actitud, impropia de un partido que quiere ser alternativa de gobierno, los socialistas han demostrado que aún no ha acabado de digerir que Andalucía es patrimonio de todos los andaluces y que éstos votaron cambio en las últimas elecciones autonómicas después de casi cuatro décadas de gobiernos socialistas», abundaron.

Los diversos concejales estaban invitados a acudir al saludo inicial y a tomar parte de la foto de familia posterior. Pero no toman parte del encuentro bilateral entre el alcalde y el presidente autonómico. Siempre ha sido así. «Las instituciones están por encima de los partidos políticos y los almerienses eligieron a sus representantes, también a los del grupo socialista, para que cumplieran con sus obligaciones institucionales, independientemente de siglas y colores políticos y con su ausencia han demostrado que son incapaces de cumplir el mandato de los ciudadanos», insistieron desde el PP.

Al evento no asistió ningún regidor socialista, pero tampoco ninguno de los dos con los que cuenta el Grupo Municipal de IU, para el que el PP no tuvo ayer ningún reproche en su comunicado.