Pacheco cita hoy uno a uno a sus ediles para encargarles las áreas de gobierno

Pacheco, el sábado, deja sobre su escaño una carpeta con los discursos antes del pleno de investidura. / R. I.
Pacheco, el sábado, deja sobre su escaño una carpeta con los discursos antes del pleno de investidura. / R. I.

El alcalde dará a conocer a las 11.00 horas su nueva estructura ejecutiva ante la expectación de los propios regidores, que ayer aún desconocían sus futuros cometidos

Miguel Cárceles
MIGUEL CÁRCELES

Como el que va a la consulta del médico, con hora y minutos en la agenda, el alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco (PP) ha citado uno a uno a los ediles de su grupo, recién constituido, para darles hoy el encargo de gobierno en un ambiente -es una definición ampliamente compartida en el seno del grupo de regidores, nadie lo oculta- de rotunda incertidumbre y de absoluto misterio. Desde las nueve de la mañana y en el despacho de la Alcaldía en el Preventorio, en el número 58 de la carretera de Ronda, los concejales, irán pasando por el escritorio del regidor para recibir el encargo de Pacheco para los próximos meses en un turno rotatorio de apenas diez minutos.

Está previsto que las reuniones rotatorias, que se iniciarán a las nueve de la mañana, culminen con la entrada en el despacho del alcalde de la concejal número 13, Paola Laynez, hacia las 10.30 de la mañana. Apenas con un pequeño colchón de tiempo para acudir, a las 11.00, a la rueda de prensa convocada en los sótanos del edificio anexo a la Alcaldía en la que Pacheco dará a conocer íntegramente la nueva estructura municipal.

El regidor tiene su equipo perfectamente delimitado desde hace días -no en vano, desde la misma noche electoral jugó con la baza de que no tendría que compartir poder con ningún otro partido del plenario dada la rotunda victoria del PP y la inexistencia de un pegamento que pudiera conectar a Vox y Podemos para una alternativa a la suya-. Ante esta realidad, el sábado, tras ser investido alcalde, y a preguntas de la prensa, reconoció que tenía su estructura de gobierno ya definida y delimitada, escrita en una suerte de 'cuaderno azul', a la espera de que hoy, apenas minutos antes que el común de los almerienses, la conocieran los concejales. Guardando el mayor de los sigilos para evitar la más mínima filtración, ayer mismo diversos ediles electos de su formación reconocían abiertamente -bajo el anonimato- que no tenían la menor idea sobre el encargo de gobierno que les iba a haber Pacheco hoy. Es más, apuntaban desconocer incluso qué modelo de gobierno pretende implementar.

«Entran cinco concejales en el equipo de Gobierno por lo que, evidentemente, tendremos que reestructurar. Pero vamos a hacer un nuevo equipo de Gobierno que creo que es más acorde, mejor adaptado a lo que los almerienses esperan de un ayuntamiento moderno en una ciudad con unos 200.000 habitantes», confesaba Pacheco el sábado. ¿Qué quiere decir eso? «Va a haber muchos cambios, seguro», indicaba uno de sus compañeros. «Algunas de las concejalías se van a fusionar», agregaba otro.

Ante la carencia del más mínimo nombre o de la más nimia pista, hasta la más pequeña palabra era tenida en cuenta. Como por ejemplo el hecho de que Pacheco admitiera el domingo su interés por tocar la estructura a fondo. «Es verdad que el ayuntamiento ha mantenido una estructura en la cual ha variado mucho en su nomenclatura pero no en sus competencias. El planteamiento es dar un salto en esa materia, aunque no será fácil y puede haber reticencias», había dicho horas antes.

En lo que sí coincidían diversas fuentes cercanas al futuro gobierno local es en que, al margen del sigilo con el que Pacheco ha llevado su diseño para la estructura de gobierno local, el peso competencial recaerá principalmente sobre cuatro de las mujeres de su equipo: las veteranas María del Mar Vázquez y Ana Martínez Labella y dos nuevos fichajes, Margarita Cobos y María del Mar García Lorca. ¿En qué áreas? Es una incógnita sobre la que ayer -sin ir más lejos- hacían cábalas algunos de los más directamente afectados.

Después de la rueda de prensa, al borde del mediodía, Pacheco ha vuelto a citar a todos los concejales a una reunión, ahora sí grupal.

Dos regidores a Diputación

No obstante, lo que sí que daban ayer por cerrado diversas fuentes cercanas al PP es que el gobierno de Pacheco tendrá diez delegaciones y estará conformado por once de sus trece regidores. La razón reside en que dos de los poseedores de escaño, Javier Aureliano García y Manuel Guzmán, ocuparán asientos en el plenario de la Diputación Provincial de Almería una vez se constituya (en principio, a mediados de julio, una vez que también haya podido tomar posesión la Corporación de Urrácal, a expensas de un contencioso-electoral). García aún deshoja la margarita sobre cuál de sus cargos mantendrá, si la Presidencia de la Diputación que el PP ha logrado revalidar con mayoría absoluta, o si el escaño en el Palacio de las Cortes. Ambos cargos son compatibles legalmente, aunque poco de forma efectiva por sus requerimientos de agenda. Aunque guarda silencio, en su partido gana peso la opción de que abandone Madrid.