El optimismo de los economistas de Almería cae a niveles de 2013 por la «inestabilidad» en el Gobierno

El optimismo de los economistas de Almería cae a niveles de 2013 por la «inestabilidad» en el Gobierno

El Colegio de Economistas presenta un barómetro del primer semestre en el que subyace que la situación política actual ha sido una rémora para sus previsiones

SERGIO G. HUESO ALMERÍA.

Los economistas de Almería están preocupados por cómo la atribulada política española puede afectar a la buena marcha actual de la economía. Según subyace del barómetro de situación económica del Colegio Oficial de Economistas de Almería relativo al primer semestre del año, el optimismo de los colegiados en relación a la situación económica actual ha caído a su cuota más baja desde que se realiza esta encuesta.

El indicador que muestra que su percepción está en caída libre desde hace un año, tal y como se observa en el gráfico que acompaña a estas líneas, es el llamado índice de sentimiento económico. Este se obtiene haciendo la media aritmética del saldo de hasta cinco variables, entre las que se encuentran la situación económica provincial actual y futura, la situación económica personal, también actual y futura, y, por último, la inversión futura. Pues calculando esta ecuación, la realidad presente a ojos de los colegiados almerienses no es para alzar las campanas al vuelo: similar a la de 2013.

Como estos datos contrastan con la percepción individual de que la situación está igual o mejor que hace seis meses, desde el Colegio de Economistas se abonan a la hipótesis de que el momento en el que se realizaron estas preguntas importó y mucho en el resultado. David Uclés es el coordinador del barómetro y explicó ayer, en una rueda de prensa realizada en la sede de la calle Guzmán, que la encuesta coincidió en fechas con la victoriosa moción de censura de Pedro Sánchez, quien acabó sustituyendo al frente del Ejecutivo estatal a Mariano Rajoy y a los populares.

Más por gobernar con los «apoyos muy justos» que por el cambio de color político, los economistas creen que el socialista será un Gobierno poco duradero y que, por ende, creará una situación de «inestabilidad» que afectará a la marcha de la economía. Uclés señaló que ya en anteriores barómetros, que no son más que una foto fija de la percepción de un grupo de especialistas, se obtuvieron datos parecidos por cuestiones como el año sin Gobierno o el Brexit, cuyas facturas se cobraron en optimismo para los economistas. De ahí que todo esté condicionado por lo que suceda.

Sin ir más lejos, centrados simplemente en cómo ven la situación económica de la provincia, una mayoría cree que hoy el ritmo de crecimiento se ha mostrado constante respecto a semestres anteriores. Respondieron así el 57,97%, a los que habría que sumar el 36,23% de colegiados que incluso vieron en la primera mitad del año una mejoría de la realidad económica. Dato que contrasta con el 5,8% que cree que todo ha ido a peor. En cuanto a las perspectivas, los encuestados son menos optimistas, pues hasta un 10,14% opina que la economía provincial se resintió. Parecidas conclusiones se obtienen al observar la percepción que tienen sobre su situación actual, donde hasta un 24,64% respondió que le fue mejor en el primer semestre, por el 63,77% que se mantuvo estable. Las expectativas también son peores: tanto que se equiparan las tasas de los que creen que les irá mejor en lo que queda de año con los que creen todo lo contrario.

Fotos

Vídeos