Las obras de Sierra Alhamilla se encarecerán por tener que llevarse los escombros a Níjar

Las obras de Sierra Alhamilla se encarecerán por tener que llevarse los escombros a Níjar
JUAN SÁNCHEZ

La rescisión del contrato con 'Reciclados Almerienses 2005' tras dejarle la Junta sin autorización para tratar estos residuos obliga a modificar el proyecto

S. G. H.ALMERÍA

Un total de 165.00 euros es lo que le va a costar al erario público por el momento que la capital se haya quedado sin el contrato de concesión para el tratamiento de residuos inertes (escombros), que hasta este verano gestionaba la empresa 'Reciclados Almerienses 2005'.

El Consistorio recibía de esta empresa el citado servicio, por lo que no tenía que abonar nada en virtud del acuerdo firmado. En junio de 2018 la delegación de Medio Ambiente comunicó al Ayuntamiento que la mercantil en cuestión no podía gestionar nada al habérsele revocado la autorización en base a un contencioso administrativo. Esto derivó en una rescisión de contrato que va a encarecer varias obras entre las que está la de ampliación de Sierra Alhamilla.

La junta de gobierno local del Ayuntamiento de Almería tiene previsto aprobar en el día de hoy una modificación en el contrato que rige esta actuación que está actualmente en curso y que ejecuta la constructora Hormacesa. Lo confirmó ayer el edil de Vivienda y Desarrollo Urbano, Miguel Ángel Castellón, quien explicó que los cambios son simplemente de orden técnico y que se derivan de la necesidad de actualizar un contrato cuyos pliegos se redactaron antes de que el Ayuntamiento se quedase sin el camino más corto y económico para tratar los escombros de sus obras.

El también teniente-alcalde señaló que al no haber en la capital una planta para realizar estos trabajos, se ven obligados a trasladar los escombros al municipio de Níjar, adónde llegarán camiones desde la capital con todo lo que se saque de las obras de la Carretera de Sierra Alhamilla. Castellón indicó que la partida con la que se hará frente a este incremento procede de la cantidad económica sobrante de una adjudicación que se hizo a la baja.

«El único problema es que este gasto consume la mayor parte del dinero que se tiene guardado para asumir modificados más adelante si es que fueran necesarios», dijo Castellón, que incidió en que esta no será la única obra en la que pasará esto. «El gasto dependerá del volumen de escombros. En este caso, es mucho», acabó.

Fotos

Vídeos