Las obras contra el mal olor de la Rambla llevan seis meses esperando un 'papel' de la Junta

La Fuente de los 103 Pueblos, en Almería capital./IDEAL
La Fuente de los 103 Pueblos, en Almería capital. / IDEAL

Justo cuando la actuación iba a comenzar tras mucho tiempo de retraso el Consistorio cambió de planes, lo que obliga al Ejecutivo andaluz a visar de nuevo el proyecto

Sergio González Hueso
SERGIO GONZÁLEZ HUESO

Parece el cuento de nunca acabar pero sin embargo tan solo es una obra en el centro de la ciudad que en teoría se proyectó para mejorar una fuente y, de paso, acabar con un fuerte hedor que desde hace muchos años lleva molestando a vecinos y a turistas en una zona plagada de visitantes.

Es la historia de la remodelación de la llamada Fuente de los 103 Pueblos que, al final de la Rambla, sigue esperando a que el Ayuntamiento le meta mano, tal y como había prometido el anterior alcalde de Almería, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, precisamente justo antes de la anterior campaña electoral para las elecciones municipales. Sí, en el año 2015. Y desde entonces hay un cartel en este lugar que recuerda que el inicio de la obra está cercano aunque no deje de ser una mentira 1.000 veces repetida. Y es que esta es la cifra prácticamente de días que lleva ahí sin que por el momento se haya movido algo más que el viento de vez en cuando.

El nuevo capítulo de esta historia 'interminable' lo trajo este pasado lunes el Grupo municipal de IU, que dio a conocer que la Fiscalía había abierto diligencias de investigación tras una denuncia de varios grupos de ecologistas preocupados por los vertidos de aguas fecales que se realizan en esta zona, que son a la postre los causantes del mal olor y la suciedad reinante.

El retraso autonómico

Preguntada ayer por este asunto, la portavoz del equipo de gobierno, María del Mar Vázquez, se escudó en que el Ayuntamiento de Almería tiene todo listo para empezar las obras que traerán consigo el final de este problema pero que todo está atascado en un despacho de la Junta. Concretamente en Medio Ambiente, que es desde donde tienen que girar el permiso de ocupación de suelo que se necesita para ejecutar la obra.

La portavoz del equipo de gobierno recordó que fue el propio Ayuntamiento el que decidió en el último momento y a las puertas de comenzar una obra que tenía permiso ya y todo, cambiar el proyecto radicalmente. Esto provocó que tuviera que ser sometido de nuevo al análisis del titular de los terrenos, una Junta de Andalucía que mandó al Ayuntamiento otra vez a la casilla de salida. La Administración municipal decidió entonces trasladar sus esfuerzos a la rotonda de Ballesol, mientras que completaba la nueva tramitación administrativa que se le solicitaba.

Vázquez contó ayer que la Junta de Andalucía tiene la solicitud expresa municipal para que le dé permiso desde el pasado 24 de octubre y que, hasta el momento, no han recibido contestación alguna. «Sin la debida autorización no podemos hacer nada por revertir esta situación», dijo la concejala, escudándose así de la posible responsabilidad que podría contraer el Ayuntamiento en el juzgado al que se ha remitido este asunto.

Por parte de la Junta se explicó ayer a este periódico que, efectivamente, la petición del Consistorio está sobre la mesa y que se está valorando tras la modificación «sustancial» del proyecto llevada a cabo. Señalan que incluso ya se ha tenido contacto con el concejal del ramo y que se tratará de agilizar el proceso.