Las obras de la calle 'deprimida' de Torrecárdenas son «inminentes»

Las obras de la calle 'deprimida' de Torrecárdenas son «inminentes»

El Ayuntamiento adjudica a Fircosa Desarrollos una actuación que tiene un plazo de ejecución de un mes y que costará algo más de 35.000 euros

SERGIO GONZÁLEZ HUESO

Los vecinos con vivienda próxima a la avenida Médico Francisco Pérez Company podrán hacer uso de este vial antes de que finalice el verano. El Ayuntamiento de Almería, en junta de gobierno local, adjudicó ayer su reparación a la empresa Fircosa Desarrollos SL por un importe algo superior a 35.000 euros.

Según informó el Consistorio almeriense en un comunicado, el inicio de las actuaciones está previsto para este mismo mes de julio. El plazo de ejecución es de un mes, por lo que se espera desde el área de Fomento que la calzada vuelva a su estado natural a lo largo del mes que viene.

La obra consiste en nivelar esta calle que sirve como vial de conexión entre los barrios de Torrecárdenas, Los Eucaliptos y Villablanca. Enmendar una situación que lleva más de año y medio protagonizando la rutinaria vida de esta zona que acabó mal parada desde que cayó un chaparrón dejando al descubierto una mala urbanización que data del lejano año 2005, a tenor de la versión municipal. Una vez que se recepcionaron estas obras por parte del Ayuntamiento, lo siguiente que se desarrolló vino de la mano del Centro Comercial Torrecárdenas, cuya empresa promotora consolidó la urbanización ya hecha sobre un suelo que estaba mal compactado. Las lluvias y el paso de los coches provocó un corrimiento de tierras de tal forma que se vino la calzada abajo. Se produjo un gran desnivel que ha estado creciendo poco a poco –según el testimonio de vecinos– y de manera irremisible desde entonces.

Para que no hubiera que lamentar incidentes mayores, el Ayuntamiento decidió cerrar el tráfico en el tramo afectado, unos 50 metros en los dos carriles con sentido a la avenida del Mediterráneo. Así iba a ser hasta que se llevasen a cabo unas obras de reparación cuya tramitación administrativa se ha acabado alargando por más tiempo del que hubieran preferido los vecinos. Consciente de ello, en el día de ayer la concejala de Fomento, Ana Martínez Labella, reiteró sus disculpas por las molestias que el estado de la calle está causando en la zona.

«Somos conscientes de la tardanza y los inconvenientes que se han producido como consecuencia de esta situación. Entendemos el malestar que en los vecinos haya producir el retraso de una obra que finalmente va a ser realizada con fondos municipales», indicó.

La concejala recordó que el proceso tuvo que partir de un informe técnico. Con él desde el área quisieron acotar los motivos por los que la calle se había vencido. Con el tiempo prescrito para pedirle responsabilidades a la primera empresa que desarrollo mal la urbanización, el Ayuntamiento ha estado todo este tiempo pendiente de las partidas económicas vinculadas a un proyecto que se aprobó el pasado mes de febrero. Pese a que la licitación parecía entonces inminente, un problema burocrático en intervención retrasó de nuevo este procedimiento, que quedó en 'stand by' hasta que no se dio el visto bueno a una modificación presupuestaria. Hecha en pleno, el camino quedó expedito.

Fotos

Vídeos