Les niegan la entrada a una fiesta y vuelven con pistolas

Les niegan la entrada a una fiesta y vuelven con pistolas

Cinco jóvenes detenidos tras amenazar con armas de fuego, un bate de béisbol y un perro «de raza peligrosa» a los porteros de una discoteca que les impidieron el acceso por su «estado de embriaguez y drogadicción»

Alicia Amate
ALICIA AMATEAlmería

Cinco jóvenes de entre 19 y 21 años se encuentran desde hace días en prisión como responsables de un delito de amenazas graves con armas de fuego. Los hechos se remontan a la noche del primer día de este mes, cuando dos de los arrestados pretendían entrar en una fiesta privada de estudiantes en una discoteca de la calle Marqués de Comillas. Ante la negativa de los porteros de no dejarles acceder al local «debido al estado de embriaguez y drogadicción que mostraban» y después de amenazarles «en repetidas ocasiones», se marcharon del lugar para volver dos horas más tarde «acompañados de tres hombres jóvenes más».

Según testigos presenciales, iban armados con un bate de beisbol, un punzón, una navaja y dos armas de fuego -un revolver y una pistola semiatumática- cuando llegaron al establecimiento de ocio nocturno de la capital.

Asimismo, «para amedrentar y ejercer más violencia» sobre los porteros y el resto de la gente que se encontraba en el lugar, uno de los detenidos «sacó del maletero un perro de una de las razas potencialmente peligrosas», al que habría incitado al ataque.

De acuerdo al relato policial sobre los hechos, los cinco atacante llegaron a golpear a varias personas que se encontraban en el lugar, entre ellas a una mujer a la que causaron lesiones en el rostro, «mostrando durante los hechos una gran violencia física y verbal hacia los allí presentes».

La investigación llevada a cabo por la Policía Nacional se centró en la identificación de los ahora detenidos para proceder de manera inmediata a su detención, que tuvo lugar apenas dos días más tarde de que se produjera el altercado. Sin embargo, no se ha podido dar con las armas referidas por los testigos de los hechos.

Los cinco detenidos, de entre 19 y 21 años, que cuentan con un amplio historial delictivo desde antes de alcanzar la mayoría de edad, incluso, en algún caso. Dos de ellos, de origen marroquí, son vecinos de Níjar mientras que los tres restantes, de origen español, residen en Almería capital y Roquetas de Mar.

Tras el arresto, pasaron a disposición del Juzgado de Instrucción número 6 de Almería, acusados los delitos amenazas graves con arma de fuego y arma blanca, quien ha decretado el ingreso en prisión de todos ellos.