Más de la mitad de las horas extra de los empleados de Almería no pasan por nómina

Una empleada posa la huella dactilar de su dedo índice derecho para identificarse ante un registro laboral horario en una empresa/A. GARCÍA.
Una empleada posa la huella dactilar de su dedo índice derecho para identificarse ante un registro laboral horario en una empresa / A. GARCÍA.

El personal directivo o de alta cualificación está entre el que más horas extra sin compensación se deja tras de sí de entre los empleos existentes

M. C. / E. P.Almería

El dato es absolutamente demoledor. Pero, además, y gracias a las nuevas medidas de regulación laboral, también puede ser todo un riesgo para los empleadores. Un tercio de las horas extra trabajadas en la comunidad autónoma andaluza no pasa por caja. El dato lo aportaba el sindicato CCOO en un informe de su secretariado autonómico del que ayer se hacía eco Europa Press y en el que se alerta de que esto, trabajar de más sin que el empleador lo abone, es «una práctica habitual en el mercado laboral andaluz» que, no obstante, «se vio agravada de forma alarmante como consecuencia de la crisis económica».

Concretamente, si en Andalucía se suprimiesen todas esas horas extra y se convirtiesen en nuevos empleados cotizando a tiempo completo (jornadas de 40 horas) se conseguiría sacar del paro a, atención, 3.080 desempleados durante una semana. También equivale al 4,7% de todas las horas extra no pagadas realizadas en España, según el mismo informe, en el que se alerta además de que la realización de horas extra no remuneradas no afecta únicamente al colectivo de trabajadores en ocupaciones menos cualificadas, sino que «también se produce con intensidad en aquellos con una cualificación media y alta».

En concreto, el porcentaje de horas extra no remuneradas entre directores y gerentes equivale en Andalucía al 97,1% del total. En cambio, las ocupaciones elementales (18,7%) y la categoría de operarios de maquinaria (17,4%) son las que presentan los porcentajes más bajos en la comunidad. Además, el sindicato llama la atención sobre una diferencia entre sexos, ya que el porcentaje de horas extra no remuneradas es mayor entre las mujeres (36,2%) que entre los hombres (30,6%) en Andalucía.

Sin embargo, hay un dato mucho más llamativo: Almería encabeza, a una distancia abismal con el resto de provincias, el ranking de empleados a los que no se les paga las horas extra. Atención:el mayor porcentaje en la comunidad autónoma de horas extra no remuneradas respecto al total de las realizadas, un 56,57%, más del doble que provincias como Málaga y Córdoba. De cada dos horas extra que se trabajan en la provincia de Almería, una hora y siete minutos las trabajan, los almerienses, de gratis, sin salario, sin contraprestación, por amor al arte –y a su empleador–. Se sitúa así por delante de Jaén (44,16%), Granada (37,26%) y Sevilla (35,84%), todas ellas por encima de la media andaluza (32,7%) –cifra a la que casi dobla Almería–.

El informe de CCOO concluye que en Almería se dan 17.082 horas extra sin pagar, lo que permitiría contratar a 427 personas para empleos de una semana. Es una cifra más elevada de la que se da en provincias más pobladas que Almería como Málaga (16.003 horas extra impagadas) o Córdoba (2.666).

Registro horario

El informe atiende otras variables como el nivel de formación, el tipo de jornada, el tipo de contrato y la edad. Al respecto, los mayores porcentajes de horas extra no remuneradas se dan en Andalucía entre las personas con una formación superior (47,6%), los asalariados que tienen una jornada completa (34,2%), los que cuentan con contrato indefinido (40,9%) y los trabajadores de 55 o más años de edad (69,1%).

Comisiones Obreras ha venido reclamando que se cumpla el registro horario en las empresas, tal como se regula en el Real Decreto-Ley 8/2019, de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo.

Al cumplirse dos meses desde que se debería estar aplicando este sistema, desde la central sindical de clase se alertó el pasado jueves de que la obligación del registro horario en Andalucía es «rudimentario y no cumple con los requisitos legales» del decreto, aunque «la mayoría de empresas tiene implantado» ya el sistema. No obstante, desde el Ministerio de Trabajo informaron de que la Inspección será «inflexible» con su disposición.