Los migrantes que llegan en patera se multiplican por seis en dos años

Una voluntaria de Cruz Roja asiste a una persona inmigrante en el Puerto de Almería./EFE
Una voluntaria de Cruz Roja asiste a una persona inmigrante en el Puerto de Almería. / EFE

Más de 1.500 personas fueron trasladadas a Almería durante el mes de junio y Cruz Roja apunta que a final de este año serán más de 7.000

Alicia Amate
ALICIA AMATEAlmería

El aluvión de pateras ocupadas con decenas de personas que se vivió durante el recién finalizado mes de junio trajo hasta el litoral de la provincia a más de 1.500 seres humanos. En lo que va de año, son ya 3.600 los migrantes atendidos tras ser rescatados en el mar y trasladados al puerto de la capital, una cifra que supone el casi el doble de del total de personas llegadas a Almería en el mismo periodo de 2017, cuando ya se duplicó el número del año anterior. «Se ha multiplicado por seis en dos años el número de personas que llegan a la costa. La intensificación es evidente», expone el coordinador provincial de Cruz Roja, Francisco Vicente.

Un crecimiento exponencial que se prevé que se prolongará en el tiempo. Desde Cruz Roja Almería vaticinan que durante este año serán entre siete y ocho mil personas las que atenderán a su llegada a tierra en la provincia. «Es lo que llegó en toda Andalucía durante 2016», apunta Vicente como responsable de la oenegé que presta el primer servicio de emergencia a todos y cada uno de los migrantes rescatados por Salvamento Marítimo, habitualmente, en el mar de Alborán.

Sin plazas de acogida

Actualmente, Cruz Roja cuenta en Almería con unas sesenta plazas destinadas a acogida humanitaria y la ocupación de estas supera el cien por cien. De hecho, en torno a una veintena de migrantes se encuentran alojados de manera temporal en hostales de la capital a la espera de que se liberen algunas de estas plazas. Una tarea que en época estival se complica. «En invierno hemos llegado a tener hasta 80 personas alojadas», asegura Vicente, «pero en verano es más complicado instalarlos» por la ocupación turística propia de esta época.

Estas personas, la mayoría de origen subsahariano, en caso de no necesitar otro tipo de atención, son puestas en libertad 72 horas después de su rescate, momento en el que quedan en libertad y, en la mayoría de los casos, buscan la ayuda Cruz Roja Almería. «Tratamos de ponerles en contacto con familiares o conocidos», indica el coordinador provincial de la organización quien expone que en muchos casos estas personas tratan de llegar a Francia o Alemania. Sin embargo, desde la entidad solo pueden facilitarles un traslado en territorio nacional.

Fotos

Vídeos