Los materiales de la restauración de los 80, tras las humedades de la muralla sur

Humedades. Grandes áreas oscurecidas muestran la humedad sobre el telón sur de la muralla, que ha padecido desprendimientos./
Humedades. Grandes áreas oscurecidas muestran la humedad sobre el telón sur de la muralla, que ha padecido desprendimientos.

Cultura espera a contar con el informe definitivo, elaborado por la Universidad de Sevilla, antes de disponer cómo solventará el problema

M. C.ALMERÍA

Ya hay motivo: una mala restauración del telón sur de la muralla de la Alcazaba. El informe preliminar elaborado por la Universidad de Sevilla para conocer el origen de las humedades claramente visibles desde el Casco Histórico de Almería a lo largo de toda la muralla meridional del monumento ha confirmado lo que ya muchos se temían: que la restauración que se efectuó sobre la construcción en los años ochenta está detrás de las manchas y de la degradación de la capa exterior de los muretes.

Según desveló ayer el consejero de Cultura de la Junta de Andalucía, Miguel Ángel Vázquez, los expertos de la Hispalense ya trabajan en la redacción del informe definitivo, que recogerá, muy probablemente, algunas alternativas posibles para corregir esta situación. Es más, Vázquez aseveró que la capa de mortero de la rehabilitación efectuada en la década de los ochenta no permite la evaporación de las humedades, algo que -paradójicamente- sí que efectúa con absoluta normalidad el mortero original del monumento. Esto provoca que la cobertura -también de mortero- sobre las murallas se haga arenisca y acabe desprendiéndose. Debido a esta erosión, es fácil observar en algunos de los paños de la muralla la cobertura de ladrillos de hormigón de las últimas restauraciones, ofreciendo una imagen degradada del conjunto monumental morisco.

Por suerte, y a la espera de lo que determinen los estudios aún en marcha en la Universidad de Sevilla, el mortero y los materiales originales de la construcción milenaria permanecen intactos bajo la cobertura de los años 80. A la espera de los resultados que se puedan arrojar en el estudio arqueológico y arquitectónico, el consejero Vázquez vaticinó -sin querer aventurarse- a que la solución vendrá por dar un nuevo revestimiento al muro con una solución compatible al mortero original, que dé «solidez» al conjunto y «respete y proteja el mortero antiguo y la muralla».

Renovación de la red eléctrica

Para estas obras no hay fecha. De hecho, no la hay ni tan siquiera para la entrega del documento de informe sobre las causas, consecuencias y modos de solventar y prevenir el fenómeno de las humedades. Pero Vázquez puso en valor otras obras que en estos momentos se están efectuando en la Alcazaba. Por ejemplo, los trabajos de renovación integral del sistema eléctrico del monumento, que consistirá en la modificación de la instalación eléctrica interior y exterior, la reforma de la iluminación interior y la ampliación y mejora de los sistemas de vigilancia y alarma.

Estos trabajos vendrán a sustituir la actual dotación, datada en los años ochenta y que, pese a ser puntera en su construcción, ha quedado ya desfasada para las necesidades actuales del conjunto monumental. No en vano, gracias a estas nuevas conducciones eléctricas y de cableado se podrá dotar a todo el monumento, por ejemplo, de fibra óptica, videovigilancia o de nuevos puntos de luz que permitan un uso más extensivo en horario de este espacio cultural protegido.

Esta actuación tiene un plazo previsto de 12 meses, cuenta con un presupuesto de casi 700.000 euros y, según el consejero, va a permitir a la Alcazaba avanzar en eficiencia energética. «Es un salto cualitativo en la gestión y optimización de la energía y también nos va a permitir renovar la red interna de voz y datos o la eliminación del tendido aéreo de media tensión. En definitiva, una actuación que redunda en beneficio de la visita y de nuestro patrimonio y que va a permitir disfrutar de este bello monumento», afirmó poco antes de escuchar al detalle las explicaciones del responsable de este proyecto en el segundo recinto de la fortaleza medieval.

El titular de Cultura hizo asimismo hincapié además en el «inminente» convenio que se va a firmar con la Fundación Endesa, por valor de 200.000 euros, que va a permitir actuar sobre la iluminación exterior del monumento y «que contribuirá a perfilar durante las noches la belleza de la Alcazaba y a subrayar su carácter monumental». Esta nueva iluminación exterior se ubicará en puntos de luz de la vía pública, iluminará no sólo el monumento sino también la falda del cerro sobre el que se ubica la construcción andalusí y renovará los actuales puntos de iluminación, deficientes para un conjunto de ese calibre. De hecho, narró el director del proyecto actual, apenas funciona un 30% de los instalados debido «a roturas y al vandalismo».

Además, Miguel Ángel Vázquez ha recordado que durante el verano se han realizado más trabajos en el conjunto monumental. Además del estudio de las humedades de la Muralla Sur, el consejero recordó que «también» se ha actuado en la Muralla Norte y en otros emplazamientos. «Hemos hecho obras en el Bastión Sur, en los tapiales de la zona arqueológica y hemos hecho trabajos de consolidación en la Muralla Sur. Todo un conjunto de actividades que nos permite seguir mejorando la presencia de este monumento, algo que tiene consecuencias directas sobre las visitas». De hecho, el monumento sigue batiendo récords. En los primeros ocho meses del año, el número de visitantes al monumento alcanzó el de 224.000, una cifra que es un nada desdeñable 23% más que en 2017, año en el que también se batió récord y se cerró con 280.000 asistentes. Las cifras de crecimiento en visitas son muy superiores al crecimiento en explotaciones económicas turísticas o en número de viajeros que eligen Almería o la provincia como destino. El dato, por lo tanto, apunta a un incremento también de carácter local entre quienes deciden pasear por los tres recintos históricos: los dos andalusíes y el castillo cristiano.

Todo este conjunto de actuaciones fueron previstas ya por la anterior responsable del ramo, Rosa Aguilar, en enero de 2016. De hecho, la firma del convenio con Endesa para la iluminación exterior se anunció en esa fecha de forma conjunta con otro monumento andaluz, el de Madinat Al-Zahra. Este conjunto ya ha concluido las obras. Para la Alcazaba el comienzo es «inminente».

Fotos

Vídeos