Maíllo busca listas de consenso para estar a punto para unas autonómicas anticipadas

Maíllo, coordinador de la federación andaluza de IU (en el centro) con militantes de la coalición ayer en Almería./M. C.
Maíllo, coordinador de la federación andaluza de IU (en el centro) con militantes de la coalición ayer en Almería. / M. C.

El líder de la coalición IU en Andalucía cree posible crear un «estado de unidad» ante un agosto «movidito» por el «runrún» de elecciones en otoño

MIGUEL CÁRCELESALMERÍA

Izquierda Unida ha puesto toda la carne en el asador para que la confluencia con Podemos en Andalucía llegue a buen puerto y, sólo de este modo, intentar hablarle de tu a tu al PSOE por la banda izquierda del hemiciclo del sevillano Hospital de las Cinco Llagas. Y por ello espera que, en las próximas semanas -y una vez Podemos culmine su proceso interno de primarias- se puedanç alcanzar acuerdos de coalición y listas conjuntas pactados que no supongan una pugna abierta entre listas dispares y que, a su juicio, se cree «un estado de unidad» que permita incorporar a gente ajena a las organizaciones políticas pero activa en el mundo profesional y asociativo al proyecto de izquierda. «Unas primarias por bloques generarían dinámicas que no contribuirían a lo que queremos hacer», aseveró Maíllo en un encuentro con medios de comunicación ayer antes de una jornada de trabajo que le llevó a reunirse con los militantes más activos de la formación en la provincia en lo que se tradujo -internamente- como un encendido de motores ante una potencial convocatoria anticipada de elecciones autonómicas.

No en vano, y lejos de dejarlo al aire, Maíllo previó un «agosto movidito» ante el «runrún» de convocatoria anticipada, algo que también han predicho los socios de Gobierno de los socialistas en el Ejecutivo autonómico, los representantes de Ciudadanos en el Parlamento de Andalucía. En este sentido, el coordinador de Izquierda Unida Los Verdes-Convocatoria por Andalucía, Maíllo, prevé que las listas de confluencia entre IU y Podemos -que incluirían candidatos de ambas listas y cuyos cabezas se alternarán entre ambas formaciones en función de las provincias- puedan estar listas para las elecciones a principios del mes de septiembre, manteniendo un espacio de coalición amplio ante una posible cita con las urnas en octubre. Ahora bien, Conminó mientras tanto a Díaz a «aprovechar» el cambio de gobierno en Madrid para arrancar del presidente Sánchez cuestiones «vitales» como la financiación o el pago a medias de las prestaciones por dependencia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos