Mabel Hernández traslada a la dirección de Cs su situación de «aislamiento» en el grupo

Mabel Hernández habla con el alcalde mientras Rafael Burgos y Miguel Cazorla conversan. /S. G. H.
Mabel Hernández habla con el alcalde mientras Rafael Burgos y Miguel Cazorla conversan. / S. G. H.

Lo comunicó hace meses y desde entonces espera la respuesta del comité de garantías mientras que en su partido dicen no entender nada

Sergio González Hueso
SERGIO GONZÁLEZ HUESOALMERÍA

La concejala del Grupo Municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Almería, Mabel Hernández, lleva semanas esperando a que el comité de garantías de su formación política se manifieste ante la denuncia que efectuó por el «aislamiento» que dice sufrir por parte de sus compañeros, Miguel Cazorla y Rafael Burgos, en el día a día de la gestión municipal.

Una realidad que no sabe «ni cómo calificarla» -dijo a IDEAL- y que la puso en conocimiento de la dirección del partido meses después de constatar que nada había cambiado en el seno de su grupo tras la salida de ida y vuelta que protagonizó hace algo más de un año. Concretamente en julio de 2017. Las fuertes desavenencias que ya por entonces tenía sobre todo con el portavoz de su partido en el Ayuntamiento, con Miguel Cazorla, le hizo tomar la decisión drástica que marcharse. Un movimiento que acabó reconsiderando y que le hizo volver de la mano de la diputada autonómica Marta Bosquet al mismo lugar de donde había huido .

Desde entonces ha estado sentada al lado precisamente de las personas que le estarían «haciendo el vacío». Esta situación la denunció a viva voz, no sin prudencia, horas después de hacerse oficial su vuelta a Ciudadanos. Entonces, en una rueda de prensa compartida con la parlamentaria andaluza, además de reconocer que los motivos de su marcha eran las malas relaciones con Cazorla, dio una pista de lo que estaba pasando: «El proyecto no es del portavoz sino que somos todos uno», dijo.

Tras pedir disculpas por la convulsión que había provocado su 'espantada', la concejala anunció que su reingreso era condicionado, pues había solicitado cambios de funcionamiento en el grupo municipal. A pesar de que se avanzó que estos se harían notar a raíz de lo que acababa de pasar y después de que hasta Juan Marín (líder de Cs en Andalucía) diera un toque de atención a Miguel Cazorla, el hecho de que todo se haya mantenido casi inamovible [se llegó a hablar de hasta un cambio de portavoz], provocó la denuncia de Mabel Hernández a Madrid.

Sin constancia en Cs

En el Grupo Municipal de Ciudadanos en el Consistorio de la capital no tienen «constancia» de que se haya iniciado procedimiento alguno relacionado con el comité de garantías de su partido. Y menos que parta desde su compañera de trabajo. Por lo que les sorprende esta información y que salga ahora. A IDEAL le confiaron estas fuentes que en el seno del grupo cunde la «normalidad» absoluta y que se va a continuar trabajando con todos los concejales de la misma forma que hasta ahora.

«La mía no es una situación normal. Lo siento, no estamos a partir de un piñón precisamente», dijo por su parte Mabel Hernández, que no quiso ahondar más en un asunto que cree «que en cualquier día de estos» se resolverá por parte del partido en Madrid.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos