La llegada de mercancía general al puerto de Almería aumenta un 205%

Una máquina carga un contenedor de mercancías en un buque en el puerto de Almería./IDEAL
Una máquina carga un contenedor de mercancías en un buque en el puerto de Almería. / IDEAL

La instalación portuaria de la capital recibe, entre enero y julio de este año, 203.500 toneladas de este tipo de mercancías

DANIEL SERRANOAlmería

El puerto de Almería continúa con su tendencia de buenos resultados. Y es que entre las importaciones y las exportaciones, la estación marítima de la capital es el enclave portuario español que más ha incrementado el tráfico de mercancías general con el exterior.

Entre los meses de enerio y julio de 2019, la Autoridad Portuaria de Almería (APA) importó y exportó más de 383.000 toneladas de mercancía general. De este volumen, 203.500 toneladas corresponden a mercancía importada, que extrapolado al mismo periodo del año anterior representa un crecimiento del 205%. El resto, es decir 180.000 toneladas, corresponde a envíos a puertos extranjeros, lo que supone un 122,7% más que el año pasado.

Igualmente, en estos siete primeros meses de 2019, y sumando los graneles y la mercancía general, la APA exportó a través de sus puertos en Almería y Carboneras un total de 1,6 millones de toneladas de mercancía, lo que significa un 2,4% más que en el mismo periodo de 2018. Esto, según el último informe de Puertos del Estado, sitúa a la Autoridad Portuaria de Almería como la décima de España que más exporta.

Por su peso, destacan las exportaciones de graneles sólidos, con 1,4 millones de toneladas exportadas, un 4,6% menos que en los siete primeros meses del año pasado. Si bien, los envíos de graneles líquidos al exterior ascendieron a 15.522 toneladas, un 72,3% más.

En cuanto a las importaciones, hasta julio los recibos de mercancía desde puertos extranjeros ascendieron a 1,25 millones de toneladas, un 26,1% menos que en 2018. La mayor parte de los productos corresponde a graneles sólidos, con poco más de un millón de toneladas (un un 35,6% menos). La importanción de graneles líquidos, por su parte, descendió un 19,4%, con algo más de 8.000 toneladas.