La llegada de Ikea hará visitable la más grande de las Cuevas del Polvorín

Imagen virtual incluida en el proyecto sobre cómo quedaría la cantera-cueva nueve, la más grande, una vez se haga visitable./R.I.
Imagen virtual incluida en el proyecto sobre cómo quedaría la cantera-cueva nueve, la más grande, una vez se haga visitable. / R.I.

Un paseo peatonal de dos metros de ancho y sobre un talud permitirá ver las cuevas y divisar Almería desde un punto de vista inmejorable

MIGUEL CÁRCELESALMERÍA

La llegada de la 'república independiente de Ikea' a la cabecera de la rambla de Belén, junto a la autovía del Mediterráneo, en la capital almeriense, supondrá de golpe que los vecinos de la ciudad podrán disfrutar de un espacio hasta ahora inexplorable y, sobre todo, ciertamente peligroso: las Cuevas del Polvorín y de la Columna. Son unas canteras de caliza históricas que fueron declaradas como Bien de Interés Cultural en verano del año pasado junto con las canteras califales y otros lugares de extracción de piedra en el entorno de Almería y cuya historia las ha convertido en un elemento a conservar. Esta declaración ha obligado a los promotores -los miembros de la junta de compensación del sector- a redactar un proyecto de rehabilitación y conservación. Y el proyecto es tan ambicioso que supondrá generar un nuevo espacio de disfrute histórico en la capital almeriense.

Según el documento al que ha tenido acceso IDEAL y que recoge los detalles de la urbanización del sector en el que se ubicará la multinacional sueca del mueble -y que incluye detalles sobre la rehabilitación, consolidación y apertura parcial de las cuevas antrópicas en el margen de La Molineta- la zona será accesible para peatones, que podrán pasear por un pequeño camino pavimentado de piedra (el proyecto propone utilizar el mismo material de caliza existente en las cuevas) de unos dos metros de ancho sobre un balate de nueva construcción en el cortado de las canteras.

Será un paseo paralelo al futuro Ikea en su margen noreste, en altura, que dará visibilidad directa sobre dos de las cuevas más famosas y, al otro margen de la rambla, a toda la corona norte de la Almería histórica, Alcazaba y San Cristóbal incluidos. La primera de las concavidades, la cueva siete (conocida como la de Conan debido a que allí se rodaron algunos planos de la histórica película 'Conan el bárbaro' protagonizada por Arnold Schwarzenegger) no será accesible al público, que tendrá que conformarse con verla desde el exterior. Su mal estado la dejaba en una situación muy inestable que ahora mejorará levemente con las obras -se prevén trabajos generalizados para estabilizar todo el talud y las concavidades construidas por la mano humana-.

Sin embargo, la cueva nueve, que es la más grande de todas las existentes en las canteras de la rambla de Belén, experimentará trabajos de rehabilitación, consolidación y accesibilidad que permitirán su apertura segura al público y que la convertirán en algo muy parecido a un centro de interpretación de estas canteras al que el ciudadano podrá acceder a pie dando un simple paseo alrededor de La Molineta. Según el primer diseño, el centro podría contar con un recorrido expositivo histórico que ofreciera información sobre el origen de las canteras, el uso de sus materiales, el destino de las concavidades a través de la historia y el por qué de su declaración patrimonial. Además, en uno de los espacios podría llegar a habilitarse una sala de proyecciones para materiales audiovisuales o para la celebración de conferencias.

Todo ello, aderezado con una iluminación exterior monumental e interior acomodada a lo que se pretende mostrar con el proyecto expositivo. «Se busca transportar al visitante a otra época, por medio de la luz, y de la sensación que esta produce, de una forma confortable y con la premisa del respeto para con el espacio, haciendo que las actuaciones que se acometan no conlleven el deterioro de este», relata el proyecto.

La visita al espacio comenzaría a través de una pasarela que salvaría el desnivel entre el paseo creado en el talud del cortado de La Molineta y el terreno interior de la cueva, haciéndola accesible. A partir de ahí, en un recorrido circular pero serpenteante, el visitante conocerá el origen de ese mágico espacio. Pero para convertirse en realidad, habrá aún que esperar. Tal y como ayer adelantaba IDEAL, un error en los pliegos de licitación redactados por Almería XXI (que actúa como gestor de la urbanización) ha obligado a desistir de la licitación y volver a redactarlos. Eso retrasará todo unas semanas. Pero tarde o temprano, será realidad.

Fotos

Vídeos