La Legión sopla sus primeras 99 velas

El JEME, general Varela Salas, pasa revista a la formación de honores/IDEAL
El JEME, general Varela Salas, pasa revista a la formación de honores / IDEAL

El JEME, general de ejército Francisco Javier Varela, preside los actos conmemorativos de ayer en la BRILEG

JOAQUÍN TAPIAALMERÍA

El Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEME), general de ejército Francisco Javier Varela Salas ha ostentado la presidencia de los actos centrales del XCIX Aniversario fundacional de La Legión Española, ayer en la Base 'Álvarez de Sotomayor' (Viator), sede de la Brigada 'Rey Alfonso XIII' II de La Legión.

Día de celebración no solo para los componentes de la BRILEG, sino también para los familiares, amigos y público en general que compartieron con los legionarios la efeméride.

Por Real Decreto de 28 de enero de 1920, Su Majestad el Rey don Alfonso XIII tuvo a bien disponer lo siguiente: 'Con la denominación de Tercios de Extranjeros se creará una Unidad militar armada, cuyos efectivos, haberes y reglamentos por que ha de regirse serán fijados por el Ministro de la Guerra'. El 20 de septiembre de ese mismo año se alistó en Ceuta el primer legionario.

De esta forma se veía convertido en realidad lo que comenzó siendo un proyecto del teniente coronel de Infantería José Millán Astray, militar de prestigio que unía, a una elevada formación militar adquirida en la Escuela de Guerra, donde se diplomó en Estado Mayor, demostrando heroísmo forjado en Filipinas y posteriormente en África con Fuerzas Regulares.

Conmemoración

Con el mediodía, a las 12, se iniciaron los actos conmemorativos en una Plaza de Armas engalanada para la ocasión con gallardetes y colgaduras de los colores de España y en medio de una mañana donde meteorológicamente el sol fue el gran protagonista. Las gradas registraron gran asistencia de personal en jornada de 'puertas abiertas'.

A su llegada el JEME, general de ejército Varela Salas, recibió los honores de ordenanza y revistó las unidades que lo rendían al mando del coronel Cepeda, jefe del Tercio 'D. Juan de Austria' 3º de La Legión.

El JEME, ocupó la presidencia acompañado del jefe de la Brigada de La Legión, general Marcos Llago Navarro. En la tribuna presidencial se encontraban además los tenientes generales Pardo de Santayana, Martín Bernardi, Rodríguez García; almirante González Gómez y los generales de división Ruiz Benítez, De Barrutell y Canales Gil. Por las autoridades civiles lo hacían el alcalde de Viator, Flores Malpica; subdelegado del Gobierno, De la Fuente Arias; Fernández-Pacheco, alcalde de Almería; Brea Serra, teniente fiscal; Quesada Molina, superintendente Policía Local y Fernández Barbero de la Universidad de Almería, entre otras representaciones.

Tras la lectura del Real Decreto fundacional de La Legión se procedió a la tradicional entrega de premios e imposición de alrededor de 40 condecoraciones a personal militar en atención a sus méritos y servicios.

Nombrados y recibieron el título de Legionario de Honor, Antonio Gallego de Chaves y Escudero (Marqués de Quintanar) almirante Santiago Ramón González Gómez y Ramón Rodríguez Arribas. Título que se concede a quienes han demostrado un excepcional amor a La Legión y un templado espíritu legionario, avalado por su honor, valor, amor a España y lealtad al Rey. Seguidamente, el jefe de la BRILEG, general Marcos Llago, pronunció una alocución que se ofrece en formato resumido en espacio aparte.

La de ayer, volvió a ser una jornada de reconocimiento a las virtudes militares de valor, abnegación y sacrificio que caracterizan a la bien ganada fama de las unidades legionarias e igualmente de homenaje a los que dieron su vida por España.

Homenaje a los Caídos

'Fueron grandes y fuertes, porque fueron fieles al juramento que empeñaron. Por eso como valientes lucharon y como héroes murieron'. Con el siempre solemne y entrañable acto de Homenaje a los Caídos se dedicó un recuerdo a los que perdieron su vida por España.

Bajo la canción de 'El Novio de la Muerte', guiones y banderines de las unidades se dirigieron a paso lento hasta el Monumento a los Caídos, donde dos legionarios, vestidos con traje de época, ofrendaron una corona de laurel al Cristo de la Buena Muerte, sagrado protector de La Legión.

'Ante el monumento legionario presidido por el Cristo de la Buena Muerte y desde las filas de esta gloriosa Legión, queremos recordar a todos los que murieron con nobleza y honor. Que el Señor de la vida y la esperanza, fuente de salvación y paz eterna, les otorgue la vida que no acaba, en feliz recompensa por su entrega'. A la plegaria del capellán, siguió el Toque de Oración, finalizando el recuerdo a los difuntos con una salva de fusilería a cargo de una compañía del Tercer Tercio.

Marcialidad

Los actos centrales de ayer en la Brigada de La Legión (BRILEG) se cerraron con un brillante y vistoso desfile que puso de relieve el alto grado de preparación y marcialidad de las unidades que integran la Brigada. Una parte del desfile correspondió al paso a pie de las unidades y otra parte a las unidades motorizadas.

Participaron sobre los 1.800 hombres y mujeres, pertenecientes a Bandera del Cuartel General, Tercio 'D. Juan de Austria' 3º de La Legión (Enseña Nacional), Grupo de Artillería, Bandera de Zapadores, Grupo Logístico., Escuadra de Gastadores, Banda de Guerra y Unidad de Música, poniendo broche de oro al 99 cumpleaños de La Legión Española.