Carboneras y el parque natural tendrán un Plan de Mejora de Calidad del Aire

Vista general de Carboneras, con la chimenea de la central térmica al fondo./
Vista general de Carboneras, con la chimenea de la central térmica al fondo.

La Junta asegura que el Consejo de Gobierno está tramitando su aprobación una vez que se le dé luz verde a la Estrategia andaluza

EUROPA PRESSAlmería

La Junta de Andalucía ha indicado que iniciará la elaboración de un Plan de Mejora de Calidad del Aire para la zona de Carboneras (Almería) una vez se apruebe la Estrategia andaluza del mismo nombre, «cuya aprobación en Consejo de Gobierno se está tramitando».

Así lo ha trasladado la delegación territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible a colectivos ecologistas que, en abril, solicitaron al Gobierno andaluz que abriese abra un proceso de participación ciudadana para implementar un nuevo plan de Calidad del Aire en la zona industrial de Carboneras y Níjar, que aglutinan más de 85 por ciento del territorio bajo protección medioambiental del parque natural de Cabo de Gata, en Almería.

El escrito de Ecologistas en Acción, GEM y Amigos del Parque señalaba que el anterior plan concluyó «el 31 de diciembre de 2015» y cuestionaba las razones esgrimidas por el Gobierno andaluz «hasta ahora» para no desarrollar uno nuevo asegurando que «no ha habido superaciones» de los límites permitidos.

En su respuesta, consultada por Europa Press, la Junta precisa que, «en la actualidad», se está tramitando la aprobación en Consejo de Gobierno de la Estrategia Andaluza de Calidad del Aire y recuerda que el borrador fue sometido a información pública en julio de 2018.

Añade que, en su «redacción actual», prevé «la necesidad de elaboración de planes de mejora de la calidad del aire en diversas zonas de Andalucía, incluida -remarca- la zona industrial de Carboneras, que incluye los municipios de Níjar y la propia Carboneras».

«Una vez se apruebe la Estrategia, se iniciará la elaboración del Plan de Mejora de la Calidad del Aire para la zona de Carboneras y, para ello, se solicitarán aportaciones a los distintos actores que puedan resultar afectados o que tengan interés en el asunto», asegura la delegación territorial que matiza que se, «independientemente, durante el proceso, se llevarán a cabo las fases correspondientes a los trámites de audiencia e información pública».

Por último, recoge la respuesta que el plan abordará, en genérico, la «inclusión en el mismo de todos los problemas de aire que haya en la zona, incluido el ozono».

Creen que es insuficiente

Ecologistas en Acción, Grupo Ecologista Mediterráneo (GEM) y Amigos del Parque consideran que no solo el plan «es totalmente insuficiente para garantizar una adecuada calidad del aire» sino que es necesario «ampliar la vigencia del plan, realizando algunas mejoras sustantivas».

En esta línea, en su interpelación, desgranaban cuáles deben ser estas mejoras que pasarían, por un lado, por la elaboración de un Plan de Calidad del aire «exclusivo para el ozono» para la zona de influencia de la central térmica de Carboneras y por la reducción de contaminación de CO2, SO2 y NOx emitidos por las empresas que se encuentran en el polígono industrial carbonero.

Apuntaban, asimismo, a la importancia de reducir la contaminación por partículas mediante un nuevo plan que «dé soluciones reales al parque de carbón de la Central Térmica, a todos los áridos que hay sin cubrir en los puertos de las industrias del polígono y a su carga y descarga».

Los colectivos ecologistas urgían, asimismo, la eliminación de los «malos olores» producidos por la fábrica de Biodiesel de Carboneras, en el centro de un procedimiento judicial que investiga la procedencia de varios vertidos.

En el escrito, se demandaba, ya en relación con la condición de parque natural, un plan de Movilidad Sostenible para la zona de Carboneras, sobre todo para la zona de aparcamiento de la Playa de los Muertos.

La elaboración de campañas informativas sobre «las consecuencias de las emisiones de particulares y ozono en la zona sobre la salud y el medio ambiente» son otras de las medidas propuestas, que concluían con la petición de un «exhaustivo control de la valorización de residuos tóxicos, prohibida en otras comunidades autónomas, que se produce en la cementera de Carboneras». «Queremos información real y pormenorizada de lo que se quema y de las sustancias que esta quema libera al aire», remarcaban.

Los colectivos impulsores de la petición abogan porque la Junta un proceso participativo en los términos municipales de Níjar y Carboneras «para elaborar una estrategia local que realice una diagnostico real sobre la calidad del aire implicando a la población local».