Jinetes y amazonas se lucen por Feria

Los participantes demostraron un gran nivel durante las dos jornadas celebradas./CH ALMERIA
Los participantes demostraron un gran nivel durante las dos jornadas celebradas. / CH ALMERIA

El Club Hípico de Almería acogió durante dos jornadas este evento que es uno de los de más solera dentro de la programación deportiva | El Concurso Nacional de Salto resultó un rotundo éxito con la participación de más de 100 deportistas de toda España

J. NAVARROAlmería

Los apasionados por el arte ecuestre pudieron disfrutar, un año más, del Concurso Nacional de Salto de Obstáculos 'Ciudad de Almería' que se celebró durante dos intensas jornadas en las instalaciones del Club Hípico, lugar que se ha afianzado como sede de este evento en los últimos años, aunque anteriormente pasó por los escenarios más variados, llegándose a celebrar en la playa.

Varias modalidades

El certamen está incluido dentro del programa deportivo de la Feria de Almería y es una de las actividades con más expectación, puesto que no es nada sencillo en pleno mes de agosto reunir a más de un centenar de caballos, jinetes y amazonas de toda España. La competición tuvo diferentes pruebas, desde la altura básica, con la barra en el suelo, hasta las barras cruzadas, 0.40 metros, 0.60 metros, 0.80 metros y 0.90 metros. También, hubo alturas oficiales, 1.10 metros, 1.20 m y 1.30 metros. Las dos jornadas en el Club Hípico fueron maratonianas, arrancando sobre las 17 horas y compitiendo casi hasta la medianoche.

En la prueba de 1.10 metros la primera clasificada fue Lucía Baena con Cassius, mientras que la segunda posición se la quedó Raquel Mingorance con Centauro Du Mare.

La prueba de 1.20 metros vio el triunfo de Amanda Cirera con Argentina, segunda plaza fue para Elena Barrionuevo con Uttel y la tercera para Ana de la Chica Quesada con Enzo. Esta misma amazona consiguió ganar la prueba de 1.30 metros con Huliorta, segundo fue Rafael Gutiérrez con Iblau del Maset y tercera Victoria Pelegrina con Som Douville. El evento se culminó con la tradicional entrega de trofeos y con una degustación para que jinetes, amazonas y organización pudiesen reponer fuerzas tras dos jornadas muy intensas de competición. En este sentido, Almería ha sido punto de encuentro de deportistas que, aunque suelen competir por toda España, coinciden poco durante el resto del año y disfrutan de la convivencia en el Club Hípico durante estas jornadas.