Interior investiga a funcionarios de El Acebuche por filtrar información sobre Quezada

Interior investiga a funcionarios de El Acebuche por filtrar información sobre Quezada
REUTERS

A. A. Y M. C.Almería

El 11 de marzo de 2018 Ana Julia Quezada abandonó, definitivamente, el anonimato. La mujer de origen dominicano era descubierta con el cuerpo del niño al que confesó haber quitado la vida, relevando a los desesperados padres de su víctima como epicentro mediático del país. Cualquier dato sobre sus 44 años de vida era válido. Un interés que se mantuvo intacto un vez que entró en prisión, donde permanece desde hace 18 meses y desde donde se han divulgado detalles sobre su día a día que, según un comunicado remitido desde Instituciones Penitenciarias a las direcciones de las prisiones del país, atentan contra el deber de guardar «secreto profesional» adquirido por sus funcionarios.

En un escrito en el que recuerdan este «deber» de los profesionales de prisiones, el Ministerio de Interior a través de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias refiere a las apariciones de «trabajadores que dicen ser funcionarios» en medios de comunicación en los que detallan «datos de diversa índole» sobre internos, en clara alusión a Quezada aunque sin mencionarla.

Desde Instituciones Penitenciarias insisten en que deben guardar «secreto profesional»

Dichas intervenciones, en las que los relatores permanecen en el anonimato, distorsionados o con la cara cubierta, suponen para Instituciones Penitenciarias, una «falta muy grave» de su Código Deontológico. De ahí que para «atajar aquellas conductas profesionales contrarias a los deberes expuestos», hayan solicitado información al Centro Penitenciario 'El Acebuche' de Almería para dar con los responsables de estas filtraciones a los medios de comunicación.

Insisten desde Interior, además, en que estas «conductas» no solo afectan a las «tareas de reinserción y reeducación social» sino también a las propias víctimas, que «podrían ver cómo se da un protagonismo social indebido a quien tanto daño pudiera haberles causado».