Las inspecciones de la Junta confirman la buena calidad del melón y la sandía

Un trabajador en plena recolección de melón en un invernadero. /J.E.R.
Un trabajador en plena recolección de melón en un invernadero. / J.E.R.

Durante la campaña 'No cortes en verde' realizó 145 controles en fincas y empresas con un 99,6% de cumplimiento en calidad y maduración

JOSÉ ESTEBAN RUIZALMERÍA

La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, a través de la Delegación Territorial en Almería, comenzó el mes de abril la campaña 'No cortes en verde', una iniciativa puesta en marcha hace más de dos décadas, desde hace un tiempo en colaboración con la Organización Interprofesional de Frutas y Hortalizas de Andalucía (Hortyfruta), y el sector hortofrutícola almeriense con el objetivo de fomentar la comercialización de melón y sandía en su grado óptimo de maduración. Las inspecciones que se llevaron a cabo en esta temporada se mantuvieron hasta el mes de julio, tanto en el Poniente como en el Levante almeriense, llevando a cabo controles tanto en explotaciones bajo abrigo, como al aire libre y en las propias comercializadoras, con el fin de garantizar que la sandía que llegara al consumidor reuniese los estándares de calidad que demanda el mercado de esta fruta.

Durante este periodo, la Delegación Territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural realizó un total de 145 controles en 30 empresas hortofrutícolas, en las que se revisaron, según informó a este periódico la Administración andaluza, unos 5.871.000 kilos de melón y sandía. Con ellos, se verificó «un alto grado de cumplimiento, que se eleva al 99.6 %». Los incumplimientos que se detectaron, según explicaron desde la Delegación Territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, se debieron a «falta de calidad» y en ningún caso a no reunir la fruta el mínimo grado de azúcar que se exige para su venta».

Las inspecciones las realizaron técnicos de la Delegación Territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, que dispusieron de varios números de teléfono para comunicar incidencias de las empresas y agricultores sobre la maduración del melón y la sandía en relación a su venta.

En el apartado de las inspecciones llevadas a cabo en sandía, los inspectores de la Delegación Territorial de Agricultura ejecutaron un total de 109 controles, analizando un volumen de fruta superior a los 5.300.000 kilos. De esta cantidad, confirmó el Gobierno andaluz, «se rechazaron y destruyeron 17.209 kilogramos por no cumplir las normas de calidad.

En cuanto a las inspecciones realizadas en las fincas y en las comercializadoras sobre el melón, Agricultura indicó que los encargados de las verificaciones formalizaron un total de 36 actuaciones, analizando 569.000 kilogramos. Los rechazos se dieron en 3.487 kilogramos de melón.

El delegado Territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, José Manuel Ortiz, sobre estos resultados alcanzados, que nuevamente, una campaña más, demuestran el buen hacer de este sector para dar al consumidor la fruta que demanda, aseguró que «es una satisfacción comprobar el grado tan alto de concienciación de los agricultores sobre la importancia de que la fruta llegue a los mercados al gusto del consumidor, con el grado de maduración y el sabor que se espera de ellos para garantizar una buena comercialización basada en la calidad de nuestros productos». Asimismo, Ortiz también indicó que «desgraciadamente la campaña fue muy irregular en precios en sandía; con valores altos al principio, cotizaciones muy bajas después», Así, dijo el delegado de Agricultura, «no nos acompañaron las buenas cotizaciones en el mercado».

La sandía y el melón siguen teniendo una gran importancia para la horticultura de Almería, siendo la primera provincia española exportadora de sandía y segunda de melón. «En el caso del melón, la superficie de cultivo se mantuvo en este ejercicio con 2.290 hectáreas, parando su caída de los últimos años. En cuanto a la producción la pasada campaña se superaron las 93.500 toneladas, esta campaña 2017-2018, 91.600 toneladas, con una valor comercial de 46 millones de euros, un 10% más que la pasada», explicaron desde Agricultura.

En cuanto a la sandía, la superficie dedicada a su cultivo se volvió a incrementar, esta vez en un 10 % respecto a la campaña anterior, pasando de 8.940 hectáreas a 9.860. En la campaña 2017-2018 se superaron las 512.000 toneladas con un valor comercial de más de 178 millones de euros, una bajada sobre el ejercicio 2016-2017 del 2.3%.

Fotos

Vídeos