Hidralia

La innovación, clave para lograr la eficiencia hídrica

La innovación, clave para lograr la eficiencia hídrica
Este 22 de marzo, Día Mundial del Agua, el foco está en garantizar el acceso al agua de calidad y en cantidad suficiente para todos, sin dejar a nadie atrás
IDEAL

La tecnología está relacionada de forma intrínseca con el sector del agua. Es más, en zonas como Almería, con un déficit importante de recursos hídricos por falta de precipitaciones, es más que necesario un desarrollo técnico avanzado para suplir estas carencias. El área de Innovación de la compañía Hidralia en las poblaciones donde gestiona el ciclo integral del agua en Almería -Roquetas de Mar, Adra, Vélez Blanco y La Mojonera- está enfocada en lograr la eficiencia hídrica que mejore la calidad de vida de los más de 127.000 habitantes que consumen agua en estos municipios (cifra que llega a duplicarse en los meses de verano).

La incorporación de los últimos sistemas y aplicaciones es una constante en esta compañía, que lleva a cabo investigaciones para lograr implementar la tecnología más innovadora. Los trabajadores han incorporado procesos digitales a su día a día: el GOT, por ejemplo, es una de estas aplicaciones que utilizan para gestionar órdenes de trabajo y actuar de forma inmediata sobre incidencias en la red de saneamiento y abastecimiento, disponiendo también de imágenes al instante. Forma parte de esta parte digital del trabajo el Sistema de Información Geográfica GIS, una herramienta que ayuda a tener un mejor control a la hora de programar las tareas de mantenimiento de la red. Con todo ello, la empresa trata de atajar posibles problemas que causarían un perjuicio para el usuario y, a la larga, incidirían de forma negativa en los recursos naturales.

La optimización del consumo de agua es un proyecto de presente y futuro para Hidralia. La implantación de sistemas punteros como el telemando o la búsqueda de fugas mediante la inserción de Helio -basada en el sistema Idroloc, en el que Hidralia posee la patente internacional- supone un importante avance a nivel técnico. Estos sistemas inciden de forma directa en la localización de puntos conflictivos en la red de tuberías que suministran agua a los ciudadanos, actuando de forma inmediata para evitar que se pierda un agua valiosa.

En los últimos tres años, Hidralia también ha ido sustituyendo en los municipios almerienses donde gestiona el ciclo integral del agua la lectura tradicional del consumo por otros más modernos como los contadores inteligentes. Esta implementación en diversos hogares y usuarios permite atajar posibles fugas y averías, así como evitar todo tipo de fraudes en la factura. La gestión inteligente del agua también proporciona mayor eficiencia en la gestión de los recursos hídricos, gracias a la información diaria de los caudales en los usuarios.

Dividir para ahorrar

Hay diversas formas de lograr la eficiencia hídrica. Una de ellas, quizás la más importante, es la sectorización (o microsectorización) que divide las redes en pequeños sectores, gestionados de forma telemática y de forma independiente. Esta división favorece una planificación y ejecución de procesos de trabajo en municipios como Roquetas de Mar, La Mojonera o Adra. Por un lado, al acotar la red en tramos más pequeños, es más fácil localizar averías y se puede actuar con mayor rapidez y precisión. En caso de hacer algún tipo de reparación, el corte de agua queda mucho más limitado, afectando al menor número de ciudadanos posible.

Diversificar los recursos para lograr la sostenibilidad

En la búsqueda de fuentes alternativas de suministro, Roquetas de Mar ha sido pionera. La presión sobre el acuífero del Poniente Almeriense, mejorar la calidad del agua y garantizar el suministro son algunas de las razones que impulsaron hace más de diez años a construir la desaladora de Balerma, que gestiona Acuamed. Hidralia ha invertido en la adecuación de las infraestructuras necesarias para llevar el agua desalada a los hogares de los roqueteros. Disponer de este recurso cumple así con el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) número 6 de las Naciones Unidas, donde se establece la necesidad de garantizar la disponibilidad y la gestión sostenible del agua y el saneamiento para todos.