La huelga de El Acebuche obliga a una decena de presos a volver a casa