La Guardia Civil interviene una jaula trampa para capturar grandes especímenes en Abrucena

La Guardia Civil interviene una jaula trampa para capturar grandes especímenes en Abrucena

Los agentes habían avistado cuatro puestos de espera para caza mayor en el paraje conocido como 'el Avispero', en el Parque Natural de Sierra Nevada

DANIEL SERRANOAlmería

La Guardia Civil, durante un servicio realizado en la zona de Paredes, en el paraje conocido como 'el Avispero', dentro del Parque Natural de Sierra Nevada, intervino una jaula trampa construida de hierro dispuesta para la captura de especímenes de grandes dimensiones.

Fue dentro de los límites de un coto de caza perteneciente al término municipal de Abrucena donde los agentes de la Guardia Civil de Almería avistaron tres puestos de espera para caza mayor a modo de torreta, construidos en madera y con asientos en su interior, así como un cuarto puesto de las mismas características que los anteriores pero esta vez construido en un árbol.

Según trasladó la Benemérita, estos se encontraban dispuestos alrededor de un terreno rústico que presentaba un cultivo reciente de cereal utilizado como cebadero con el fin de atraer a las distintas especies hacia la zona. Los agentes inspeccionaron los puestos de espera y localizaron en uno de ellos varios sacos con almendras, las cuales también estaban esparcidas a modo de cebo con el mismo fin.

La Guardia Civil continuó con su inspección de la zona y observó la existencia de marcas y huellas provocadas por el paso de jabalís, así mismo se detectaron señuelos (varillas y pedazos de ramas apoyadas sobre otras plantas) colocados para detectar mejor el paso de estos especímenes.

Allí se localizó una jaula trampa, construida de hierro y de un tambaño considerable (90x90x180), dispuesta para capturar especímenes de gran tamaño, con dos puertas elevadas y frenadas de tal manera que cuando la presa entra se libera el mecanismo de cierra. La jaula se econtraba entre vegetación de tal forma que es de paso obligado para el espécimen a capturar.

Este tipo de arte es un medio prohibido y no autorizado según dispone la Ley 8/2003 de 28 de octubre, así mismo la Ley 42/2007 de 13 de diciembre del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad se prohíbe su tenencia, utilización o comercialización de todo tipo de arte o trampa no selectiva, por lo que se procedió a su aprehensión y puesta a disposición de la Delegación Territorial de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía en Almería.

Los agentes confeccionaron la correspondiente acta, haciendo entrega de una copia a los representantes del arpovechamiento cinegético donde se localizan las artes prohibidas y les informaron de que se tramitarán las infracciones detectadas a la correspondiente autoridad administrativa.