Fomento sustituirá el adoquinado de la calle Campomanes

Así quedará la plaza Julio Alfredo Egea y la calle Campomanes tras la obra. /IDEAL
Así quedará la plaza Julio Alfredo Egea y la calle Campomanes tras la obra. / IDEAL

La delegada municipal del área, Ana Martínez Labella, destaca esta actuación como parte de las iniciativas municipales para la puesta en valor del Casco Histórico "mejorando su urbanización y favoreciendo la peatonalización"

F. L. C. Almería

El Ayuntamiento de Almería ha adjudicado hoy, a través de la Junta de Gobierno Local, las obras de adecuación y mejora de las calle Campomanes, plaza Julio Alfredo Egea y su entorno, a la empresa Albaida Infraestructuras, S.A., por un importe de 190.774,61 euros, unos trabajos que tendrán un plazo de ejecución de tres meses y medio y que el Consistorio, a través del Área de Fomento, iniciará después de Semana Santa.

La concejala responsable, Ana Martínez Labella, ha recalcado la importancia de esta actuación como parte de los planes municipales “de puesta en valor del centro y Casco Histórico, mejorando las condiciones urbanísticas y peatonales de este espacio, en el que además se encuentran ubicados dos importantes edificios públicos: el Archivo Histórico Provincial y el Instituto de Estudios Almerienses”.

Las obras que afectarán a la calle Campomanes, plaza Julio Alfredo Egea y su entorno más próximo vendrán a mejorar considerablemente el estado de esta zona, rediseñando viales, dotándolos de nueva pavimentación y revisando y mejorando las infraestructuras básicas, abastecimiento de agua y alcantarillado.

Como hasta ahora, la calle Campomanes será totalmente peatonal, desde la plaza Careaga hasta la calle Real, al tiempo que se rediseña el espacio urbano en la plaza Julio Alfredo Egea, entre los inmuebles que abrazan este lugar. Al nuevo diseño de la zona se suma la mejora de las redes de infraestructura, saneamiento, pluviales, abastecimiento de agua y alumbrado público, así como la dotación de mobiliario urbano.

De acuerdo con el proyecto aprobado en su día, los alcorques serán los encargados de absorber los cambios de pendiente que se producen entre las plataformas de la plaza y la calle, resultando sí dos espacios con carácter distinto: la plataforma superior quedará más libre, permitiendo la conexión visual con la calles y entre los dos edificios públicos mencionados anteriormente; y la plataforma menor será más de estancia.

Martínez Labella ha recalcado “el compromiso del Equipo de Gobierno en seguir actuando sobre el Centro Histórico con el objetivo de seguir dinamizándolo, también desde el punto de vista de la mejora urbanística. Esta nueva actuación se enmarca en esta dirección, en la línea de otros proyectos ejecutados, como la calle Antonio Ledesma, calle Tiendas, plaza Vivas Pérez o la calle Regocijos, y otros que están por iniciarse, como la calle Pósito y su conexión con la calle Almanzor o calle Antonio Vico, actuaciones con las que el Ayuntamiento pretende además extender la revitalización del Casco Histórico a los entornos de La Alcazaba y el Cerro de San Cristóbal”.