Fomento admite que maneja 2025 para el primer AVE de Almería tras acabar la vía dos años antes

Tren laboratorio que efectúa los viajes en pruebas del AVE entre Antequera y Granada y que examina las vías según los parámetros de seguridad establecidos. /CHAPA
Tren laboratorio que efectúa los viajes en pruebas del AVE entre Antequera y Granada y que examina las vías según los parámetros de seguridad establecidos. / CHAPA

Vincula el dato de 2025 a que la vía debe obtener el visto bueno de la Agencia Española de Seguridad Ferroviaria, algo que puede llevar meses | El Gobierno de España insiste en que respeta los planes iniciales para que la línea de AVE esté acabada en el año 2023

Miguel Cárceles
MIGUEL CÁRCELESALMERÍA

Fomento admitió ayer que la fecha del 2025 está sobre la mesa, ni que sea como una posibilidad «conservadora». El Ministerio ha aprendido de lo que está ocurriendo en Granada y diferencia entre la fecha de fin de obra y la de puesta en servicio. No en vano, en Granada los trenes de pruebas que deben dar el visto bueno a la vía llevan diez meses recorriendo los 126 kilómetros de distancia con Antequera sin haberle dado aún el visto bueno a la línea. Por ello, desde los despachos de Fomento en Madrid apuntaron a que si bien nada habría cambiado -la fecha de 2023 se mantiene para acabar los tajos: apretar tornillos, instalar traviesas y dejar las vías expeditas- 2025 sería una fecha factible, aunque «conservadora», para la puesta en servicio. Esto es: para que los almerienses puedan montarse en un tren AVE y bajarse -por fin- en Madrid tras un viaje de tres horas y media, la mitad de lo que tardan los actuales Talgo.

Según trasladaron ayer fuentes oficiales del Ministerio de Fomento, el calendario de ejecución de obras en la línea de Alta Velocidad entre Murcia y Almería no ha cambiado ni un ápice sobre lo que había escrito en las oficinas del Gobierno de España desde abril del año 2017. Según este calendario, la licitación de las obras en los tramos pendientes tendría lugar entre verano de 2018 y primavera de 2019 con la finalidad de que todos los trozos en los que se ha partido el proyecto estuvieran en obras el próximo año. Por el momento han salido ya a licitación cuatro tramos (Nonduermas-Sangonera, Pulpí-Vera, Los Arejos-Níjar y Níjar-Río Andarax). A esto se suma la ejecución del soterramiento del paso a nivel de El Puche (cuyas obras, tal y como avanzó este diario, ya han comenzado) y un tramo de poco más de un kilómetro entre El Puche y el río Andarax. Antes de que finalice el año o en los primeros meses de 2019 se licitaría el resto de tramos: Sangonera-Lorca, travesía de Lorca y Lorca-Pulpí. Y con ello, todo el AVE estaría licitado en plataforma, obras cuya ejecución perdurarían hasta 2021.

Desde entonces y durante dos años se ejecutarían las obras en superestructura (balasto, traviesas, vías y electrificación) con la finalidad de tenerlo todo listo para finales de 2023. «Pero tras la obra, y esto lo dice la ley, la infraestructura tiene que someterse a duras pruebas de seguridad ferroviaria», admitieron fuentes del Gobierno. Y es ahí donde se situaría esta nueva fecha, la de 2025, una data que podría adelantarse en función de la agilidad con la que se ausculte la vía y se le dé el visto bueno para la circulación de trenes AVE, de mercancías y de Cercanías. Sólo entonces entraría en servicio para viajeros.

«Nosotros seguimos trabajando con el horizonte del 2023, diga lo que diga la letra pequeña del Estudio Informativo sobre Chamartín», aseveraban fuentes oficiales de Fomento, en Madrid. La publicación ayer, en exclusiva, por parte de este diario de que ADIF Alta Velocidad prevé la puesta en servicio del AVE con Almería para 2025 en un documento público, el plan para la ampliación de la estación de Chamartín, generó un seísmo en la opinión pública almeriense ante lo que Fomento quiso aclarar estos puntos. «Nada ha cambiado. El fin de obra será en 2023. Pero el Ministerio trabaja con una prioridad absoluta, que es la seguridad. Lo impone la normativa», ampliaban.

Otras fuentes gubernamentales señalaban al motivo de este baile de fechas: las pruebas de la Agencia Española de Seguridad Ferroviaria. Sin su visto bueno -así lo dicta la reglamentación- no puede ponerse en servicio una línea. «Ciertamente los criterios para que una línea se incorpore a la red cuentan con un proceso cuyos plazos no están reglados: los de pruebas. La fecha que incluye el estudio informativo de Chamartín es una estimación conservadora. El técnico que lo ha redactado se ha puesto en el peor de los escenarios, que las pruebas duren más de un año», remendaron otras fuentes cercanas al proyecto.

Ciertamente, no hay contradicción entre los anuncios ministeriales de que la línea se acabará en 2023 y lo incluido en el documento, que se pondrá en servicio en 2025. Pero ningún ministro -ni De la Serna, del PP; ni Ábalos, del PSOE- se ha referido nunca al fin de obra como una fecha diferente a la de la puesta en servicio de la línea ferroviaria de Alta Velocidad almeriense, parte crucial para completar el Corredor Mediterráneo.

Desde el Partido Popular, el senador Luis Rogelio Rodríguez-Comendador apuntaba ayer (sorprendentemente) en una dirección similar a la del Gobierno. «Los técnicos se curan en salud. Pero los plazos que tenía el PP y los que dice el PSOE siempre han sido los de terminar la obra en 2023», argumentaba a preguntas de este diario.

Sin embargo, la Mesa en Defensa del Ferrocarril de Almería observó en esta nueva fecha en el calendario, la del 25 para la puesta en servicio del AVE, una nueva afrenta. «Jarro de agua fría» o «mazazo», lo calificaron en un comunicado en el que recuerdan que Almería lleva «siete años sin que se retomen las obras de Alta Velocidad». Además, criticaron que «por motivos de apoyo [del PNV] a los presupuestos generales del Estado del próximo año 2019, se premie al País Vasco con la aprobación de partidas presupuestarías que van a suponer grandes mejoras para la Alta Velocidad en aquella comunidad». La Mesa volvió a exigir al ministro Ábalos que acuda a Almería y traslade los planes de Fomento para el AVE de forma pública. «Parece no tener un hueco en su agenda para visitar la provincia de Almería».

Fotos

Vídeos