Fiscalía agrava su acusación contra el procesado por el crimen machista de Huércal

Fiscalía agrava su acusación contra el procesado por el crimen machista de Huércal
E. P. / ARCHIVO

En sus conclusiones finales, el Ministerio Público mantiene su petición de asesinato con «ensañamiento», ya que el cuerpo de la mujer presentaba 66 heridas cortantes y golpes así como mutilaciones previas y posteriores a su fallecimiento

EUROPA PRESSALMERÍA

La Fiscalía de Almería ha determinado que hubo cierto de grado de premeditación en el crimen machista que tuvo lugar en enero de 2017 en Huércal de Almería al considerar que el acusado Francisco Salvador S. G. pudo manejar un juego de llaves de la casa de la víctima, sin que esta lo supiera, para así acceder a la vivienda de madrugada y alcanzar el dormitorio, donde habría efectuado un ataque «por sorpresa» antes de acabar con la vida de la joven cuando ya se encontraba débil y malherida tras una severa agresión sexual.

En sus conclusiones finales, el Ministerio Público mantiene su petición de asesinato con «ensañamiento», ya que el cuerpo de la mujer presentaba 66 heridas cortantes y golpes así como mutilaciones previas y posteriores a su fallecimiento, si bien ha apreciado además «alevosía», ya que con su actuación, inesperada para la víctima, se habría asegurado evitar una reacción defensiva de la misma. Si bien este aspecto no influye en la petición de prisión permanente revisable que ha interesado el fiscal, al igual que la acusación particular y la acusación que ejerce la Junta de Andalucía, sí sería relevante a la hora de que, tras una posible condena en este sentido, la pena fuera revisada tras una eventual derogación de esta figura penal.

La Fiscalía ha apuntado además las fotografías que obran en el sumario efectuadas por el mismo acusado en el interior de la vivienda de la mujer días después de que cesara la relación entre ambos y en las que aparece él mismo en el interior del dormitorio de la joven sin nadie más, por lo que pudo hacerse con unas llaves de la vivienda sin conocimiento de la mujer.

La acusación particular ha incidido, en este sentido, en que el acusado habría entrado durante la madrugada por la puerta de atrás de la casa ubicada en el Paseo del Generalife para acceder por la cocina, donde se habría descalzado y habría empuñado uno de los cuchillos de la cocina antes de dirigirse al dormitorio pasadas las 6,35 horas. El acusado se habría valido de un cuchillo, la lámpara y un portarretratos para agredir a la joven y consumar la agresión sexual mientras habría tratado de defenderse, sin éxito, de su agresor hasta quedar debilitada por las heridas y golpes sufridos. Finalmente, el atacante dio muerte a la joven, que sufrió un shock hipovolémico por degüello y pereció sobre las 8 horas.

Por su parte, la defensa ha solicitado la libre absolución por un delito de homicidio con eximentes por trastorno metal e ingesta de bebidas alcohólicas.