Ferraz llama al orden e impone al ministro Guirao pese a lo votado por la militancia

Ábalos se dirige a los asistentes al desayuno informativo./
Ábalos se dirige a los asistentes al desayuno informativo.

En las últimas semanas se había especulado de forma interna con que el ministro pulpileño José Guirao encabezase la lista por Almería para dar impulso a las expectativas electorales del PSOE en la provincia

M. C.ALMERÍA

Se cuidó mucho de no mencionar nombres concretos, ni tampoco de aludir a provincias específicas. Pero sí que sonó a aviso a navegantes, a orden velada en un encuentro en el que estaba todo el organigrama socialista de Almería. El ministro de Fomento y secretario de Organización federal del PSOE, José Luis Ábalos, dio ayer por sentado que «no habrá ministros a recolocar» en las diferentes candidaturas provinciales socialistas para las elecciones generales porque estos «encabezarán las listas en Andalucía».

En las últimas semanas se había especulado de forma interna con que el ministro pulpileño José Guirao encabezase la lista por Almería para dar impulso a las expectativas electorales del PSOE en la provincia. En una situación mimética, se apuntaba a María Jesús Montero para la candidatura de Sevilla, a Luis Planas para Córdoba o, incluso, a Fernando Grande-Marlaska para su aterrizaje como 'cunero' en las listas de Cádiz.

En este contexto, lo dicho por Ábalos se leyó internamente, sin paliativos, como una orden. «Cada cual dentro del PSOE actuará en función de sus competencias y atribuciones», dijo, en un partido «en el que todo está reglamentado al detalle». Si bien las asambleas proponen, recordó, son las ejecutivas las que deben interpretar esas propuestas y ajustar un borrador de lista que incluyan «cosas que han dicho los militantes pero también otras cosas». Hasta el punto de que llegó a bromear aduciendo que si todo lo dictaminase la militancia en referéndum interno «habría que disolver las ejecutivas». «Las ejecutivas tienen un nivel de responsabilidad que no es la expresión de las asambleas. Aún no se han pronunciado las ejecutivas, los comités regionales no se han convocado. Y todo llegará después a la comisión federal de listas. Y actuará, porque en la comisión que yo presido revisamos la idoneidad de la lista».

Tal y como avanzó este diario en su edición de ayer, solo algunas agrupaciones locales del partido habían propuesto la figura de Guirao para encabezar la lista. Es el caso de Carboneras, Pulpí, Níjar o Fines, entre otras. Pero el ministro no se encontraba sin embargo entre los seis más votados por la militancia -uno de los mantras más repetidos del PSOE de Pedro Sánchez surgido del 39 Congreso Federal es el de 'un militante, un voto'-. En la tarde, caía el primer cambio. Fernando Martínez, secretario general del PSOE de la capital y director general de Memoria Histórica, anunciaba que pese a lo propuesto y votado por la militancia, sometería a juicio de su ejecutiva elevar el nombre de Guirao como propuesta para encabezar la lista.

Otras fuentes internas trasladaban a IDEAL que la orden -así lo entendieron- de Ábalos se ejecutará sin disensiones y Guirao encabezará la lista. Lo hará sin que suponga ningún cisma interno ya que Guirao, además de ministro, es almeriense. Dos cualidades con las que los socialistas esperan arañar en las expectativas de voto de otras formaciones en la provincia.